El pasado 18 de noviembre finalizó el plazo para participar en la consulta pública previa necesaria para la elaboración de la Ley para la Igualdad Plena y Efectiva de las Personas Trans. En total se han recibido 60.957 correos electrónicos de personas que han dado su opinión sobre la idoneidad de una ley de igualdad para el colectivo que registra cada año un mayor número de agresiones. El apoyo ha sido aplastante, ya que 58.993 de los correos recibidos contemplan como positivo y necesario el desarrollo de una ley de igualdad trans. Por contra, el rechazo ha sido mínimo con 1.386 correos que mostraban su desacuerdo con la propuesta  y un total de 578 correos que han sido calificados como no válidos. En total el apoyo a la propuesta ha sido de un 96%.

Los pasos siguientes

La ministra de Igualdad, Irene Montero, reveló los datos de la consulta en la sesión de control del Senado. Montero aseguró que el desarrollo de esta Ley y la de Igualdad LGTBI siguen los cauces adecuados. «Están elaborándose, tras haber pasado el trámite inicial de consulta pública previa, y en los próximos meses podrán dar los siguientes pasos para llegar al Consejo de Ministros”, dijo la Ministra.

Una consulta popular

Los colectivos LGTBI describen el proceso participativo como una normalidad democrática. “El único caso de democracia directa que hay en España se da cuando los ciudadanos podemos aportar propuestas para la elaboración de una ley”, explica a Diario 16 Eugeni Rodríguez presidente del Observatorio Contra la Homofobia, que reconoce el esfuerzo del Gobierno. “Este mecanismo de realizar una consulta pública se sigue siempre, pero otra cosa es la divulgación que se le da. En este caso, el Gobierno ha cumplido su cometido”, continúa el presidente del Observatorio. Pero quieren dejar claro que este sondeo no se ha hecho sobre un texto definido. “La consulta pública no se ha hecho sobre ningún proyecto. Se trata de un trámite que el gobierno está obligado hacer. Se tiene que preguntar a la población sobre la idoneidad de legislar sobre cualquier materia”, explica Mar Cambrollé, presidenta de la Federación Plataforma Trans.

Un texto sobre la mesa

Los activistas alertan que es importante que el ejecutivo no se olvide de que ya hay un proyecto de ley perfilado anteriormente. “Leyes puede haber muchas. Desde el Obserbatorio apostamos por la ley que tienen ya redactada, con un gran consenso, desde la Plataforma Trans estatal”, cuenta Eugeni Rodríguez. Y en la misma línea se manifiesta Cambrollé que lidera este proyecto de ley del que habla Eugeni: “fue redactado en un amplio proceso participativo y consensuado por todos los colectivos trans del Estado español. El texto resultante lo registró Unidas Podemos el 23 de febrero de 2018, pero no siguió adelante porque se convocaron nuevas elecciones”. El proyecto que puso encima de la mesa la Plataforma Trans ha sido avalado por el catedrático y profesor de Derecho Constitucional Javier Pérez Royo: “Perez Royo dejó claro, a través de un artículo de opinión, que  el texto de la Ley presentado por la Federación Plataforma Trans es un texto impecable y que cumple con el marco constitucional”, defiende Cambrollé.

Un tratamiento específico

La problemática del colectivo trans es tan intensa y singular que requiere una ley que va más allá de la que ampara al colectivo LGTBI.

“Pasa lo mismo que con la ley de violencia de género. Una ley de violencia doméstica no es suficiente porque no es comparable la violencia que se puede dar entre un sobrino y un primo o entre vecinos que la que se da entre las parejas formadas por un hombre y una mujer”, explica la presidenta de la Plataforma Trans, que incide en una casuística que necesita de un tratamiento especial: “Si las personas trans entramos en una ley única LGTBI se borra el sujeto político, que sufre las discriminaciones más grandes en todos los ámbitos y, al mismo tiempo, borramos las raíces que provocan el problema”.

Ha llegado el momento

La discriminación que sufren las personas trans alcanza las cotas mal altas y en el mayor número de ámbitos. “El colectivo trans sufre exclusión laboral; las agresiones hacia el colectivo trans están por delante incluso de las de carácter xenófobo o racista; y si hablamos del acoso escolar, según un sondeo que hizo en 2019 la asociación LGTBI el 56% de los jóvenes trans encuestados contesta que ha sufrido acoso en las escuelas”, explica Cambrollé. Para quien las reivindicaciones del colectivo trans deben pivotar sobre tres conceptos: “reparación, protección e igualdad”. Parece que estamos ante un momento en el que el colectivo trans tiene claro que alzar la voz es más necesario que nunca:  “Hay diferentes momentos en la historia de la consecución de derechos civiles y hoy en España, en Europa y en el mundo es el momento de las personas trans que viven y que padecen las formas y las expresiones más oscuras de violencia”, sentencia Eugeni Rodriguez.

Dos días después

Justo dos días después de que se cerrase la consulta pública, una mujer trans sufría una brutal agresión en las calles de Barcelona. La joven de 19 años denunció la agresión en las redes sociales y los Mossos d’Esquadra y la Fiscalía de Delitos de Odio abrieron una investigación. La víctima, por su parte, denunció los hechos ante el Observatorio Contra la Homofobia de Barcelona. La necesidad de una ley específica que proteja y ampare a este colectivo es de una urgencia vital.

3 Comentarios

  1. Será agresiones transfobas no homófobas
    No tiene nada que ver la persona trans con los homosexuales ya que son cosas distintas vata con el título que ignorancia

  2. Becario: el 96% de los 60.957 mails recibidos no es lo mismo que «el 96% de los españoles»…
    Corrige el titular y el párrafo, por el futuro de tu carrera por lo menos, que la Ética ya tal…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre