Hoy viernes, se cumplen 50 años desde que en la madrugada  del 28 de junio de 1969, la policía de Nueva York dirigió una redada contra el pub Stonewall, situado en el Greenwich Village. Fue la primera ocasión en la historia de Estados Unidos en la que gays, lesbianas y transexuales lucharon contra un sistema que les  perseguía y hostigaba.

En España, el día en que la diversidad sexual salió de la clandestinidad para tomar la calle fue en Barcelona en 1977. UGT a lo largo de estos años “estaba a su lado reivindicando los derechos humanos de estas personas, perseguidas por leyes que les y las encarcelaba por su identidad de género y orientación sexual”, recordado Ana Sánchez de la Coba, secretaria de Igualdad de UGT Madrid.

En España, un 62% de las personas LGTBI no visibiliza su orientación sexual en el trabajo y el 20% considera que en sus empresas no existe igualdad de oportunidades y que los comportamientos poco inclusivos todavía se dan con mucha frecuencia.

Mari Carmen Barrera, presidenta (e.f.) del CES y secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT. Foto Agustín Millán

 

En la actualidad las personas LGBTI siguen siendo perseguidas y criminalizadas en 80 países en los que 10 de ellos tiene implantada la pena de muerte y en 5 se aplica y se permite que estas personas sean apedreadas, torturadas y violadas antes de ser asesinadas; la mayoría de los países no tiene legislación antidiscriminatoria y menos aún en el ámbito laboral, y no pocos prohíben o impiden la constitución de organizaciones defensoras de los derechos LGBTI, y la acción sindical.

Si hablamos de las personas transexuales se encuentran en una situación aún más vulnerable, la cifra de desempleo que sufren es de un 80% que les relega a trabajos precarizados y les empuja a la prostitución y a la exclusión social.

Para la secretaria de Igualdad de UGT Madrid “es imprescindible que, desde el diálogo social, se promuevan  medidas para eliminar la discriminación que sufren lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales en todos los ámbitos, especialmente el laboral y el social”.

Por desgracia, aún hoy, en cuanto a la visibilidad del colectivo LGTBI “cabe señalar que son los y las más jóvenes los que más esconden su orientación sexual por miedo al rechazo”, ha denunciado. Por eso es necesario desde la acción sindical que se promuevan medidas para eliminar la discriminación que sufren lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales en todos los ámbitos, especialmente el laboral y el social, ha dicho Ana Sánchez de la Coba.

Para UGT Madrid son dos herramientas imprescindibles para erradicar la violencia por LGTBIfobia,  el acoso sexual y laboral hacia las personas LGTBI y los delitos de odio hacia las personas por razón de su orientación sexual, identidad o expresión de género.

“Desde UGT hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que se oponga a los que quieren volver a los tiempos oscuros de la criminalización, estigmatización y  discriminación de personas que tienen en nuestra constitución reconocidos sus derechos en términos de igualdad”, ha denunciado la responsable de Igualdad en el sindicato.

Por eso Ana Sánchez de la Coba defiende que “la sociedad madrileña tiene que ser un ejemplo de tolerancia y de respeto a la diversidad”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre