Hoy es el Día de San Valentín y un creciente número de personas opta por las citas online debido a las restricciones de distanciamiento social y cuarentenas. La empresa de seguridad digital Avast ha realizado una encuesta para conocer cómo se preparan los usuarios españoles antes de conocer por primera vez a sus parejas digitales en la vida real.

La encuesta ha sido realizada entre más de 1.200 usuarios españoles de Avast y reveló que un 53% de las personas que utilizan aplicaciones o sitios web de citas investiga (a la persona con la que hicieron match. El 20% de ellos descartaron conocer a la persona por lo que encontraron de ella en Internet o porque simplemente no pudieron encontrar nada.

Los usuarios de citas online en España que investigaron a la persona a la que iban a conocer lo hicieron por diferentes motivos: algunos querían saber más sobre su pareja (56%), otros verificar que la persona era real (38%), también comprobar que lo que su match les había contado sobre sí mismo era cierto (27%), así como saber cómo interactuaba su potencial cita en redes sociales (16%).

La mayoría de los usuarios españoles realizaron esta investigación en redes sociales como Facebook, Instagram o Tik Tok (74%), o en buscadores como Google, Bing o similares (40%). Solo unos pocos fueron un paso más allá y buscaron a la persona en una red social profesional como LinkedIn (15%), o realizaron una búsqueda inversa de imágenes utilizando la foto de perfil de la persona en la plataforma de citas (12%).

Otras medidas de seguridad

Cuando tienen su primera cita en persona:

  • El 59% se asegura de que el punto de encuentro sea un lugar público
  • El 36% cuenta a un amigo o familiar con quién va a quedar y comparte con él/ella su ubicación en tiempo real
  • El 31% fija el lugar de encuentro en un sitio que le resulte familiar
  • El 7% pide a un amigo o familiar que esté en el mismo lugar y hora de la cita.

Luis Corrons, directivo de Avast, ha señalado: “En este momento de la pandemia, cuando muchos de nosotros hemos trasladado gran parte de nuestras actividades al entorno online, buscar pareja no ha sido una excepción. Con las restricciones impuestas, conocer gente nueva se ha convertido en un reto. Las citas online conllevan tener que revelar mucha información personal a nuestras potenciales parejas, así como a los proveedores de los servicios de citas. La información que decidimos compartir y la forma en la que lo hacemos es fundamental para proteger tanto nuestra seguridad personal como la de nuestra información, ya sea del proveedor como de los matches. Lo mismo ocurre cuando conocemos a alguien por primera vez. Es positivo ver que los españoles ponen en práctica medidas de seguridad como quedar en espacios públicos o compartir los detalles de la cita con un amigo o un familiar antes de asistir”.

Las consecuencias de la búsqueda

Dos de cada diez personas que investigaron a su posible cita previamente en Internet decidieron no quedar con ella por lo que encontraron online o porque no pudieron encontraron nada en absoluto. En cambio, a otras la investigación les motivó a seguir chateando (47%) y a seguir viendo a esa persona (40%).

Cuatro de cada diez personas (44%) incluso acabaron teniendo una relación más larga (salieron durante 2 meses o más) con las personas a las que inicialmente habían investigado, mientras que el 13% acabó casándose o teniendo hijos con esa persona. Luis sugiere que “esto podría ser resultado de un crecimiento de la confianza en la idoneidad de la pareja alimentada por los algoritmos de emparejamiento que utilizan las plataformas de citas, la información proporcionada en el perfil de la persona, así como la investigación adicional que se realiza sobre la huella digital de la persona gracias a la que se descubren temas en común sobre los que se puede discutir en la cita”.

¿Buscar o no buscar?

“Buscar o no buscar a una persona antes de una cita es una decisión personal y, siempre que se haga respetando la intimidad de la persona y ciñéndose a la información disponible públicamente en Internet”, concluye Luis Corrons. “No es una sorpresa que la gente sienta curiosidad y busque información antes de tener una primera cita. Esto sirve para recordar que todo lo que compartes en Internet es un reflejo de tu identidad y que las personas deben reflexionar sobre cómo se presentan online”.

De los españoles que no decidieron buscar a sus potenciales parejas en Internet, el 10% no lo hizo porque no tenía suficiente información como para realizar la búsqueda. Sin embargo, el 54% nunca consideró necesario hacerlo, mientras que el 35% prefirió no juzgar a las personas en función de lo que pudiera encontrar en Internet sobre ella y prefirió conocerlas primero en persona. Por su parte el 16% no lo consideró ético.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre