Los celos son una muestra de cariño para el 15% de los adolescentes. Una visión peligrosa que podría llevar a justificar la violencia de género.

Los primeros datos de la investigación realizada en los institutos de Castilla-La Mancha por la Cátedra ‘Isabel Muñoz Caravaca’ de la Universidad de Alcalá (UAH) en colaboración con el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha desvelan un «elevadísimo» consumo de pornografía entre los adolescentes, de un 26% de media que se eleva al 44% en el caso de los chicos, y también que para el 15% los celos son una muestra de cariño.

Entre las primeras conclusiones el estudio destaca que más del 50% de los adolescentes considera que la sociedad es machista. Un 26% consume pornografía, tasa que se eleva al 44% en el caso de los chicos. Además, un 15% considera que los celos son una muestra de cariño. La directora de la Cátedra Concha Carrasco considera que datos como éstos demuestran la labor ingente que tenemos por delante para que las relaciones afectivo sexuales de nuestros jóvenes sean ejemplo de igualdad.

En el lado positivo, detectan que los estereotipos de género están casi desterrados en nuestros centros educativos. El estudio, que tiene rigor científico, está en sus primeros pasos. De hecho, se va a trabajar durante 3 años en esta investigación que servirá como herramienta de trabajo y que llevan a cabo pedagogos, psicólogos, sociólogos, expertos en el campo del derecho y de la economía.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorRiesgo de atentados contra españoles en Argelia
Artículo siguienteEl conflicto catalán benefició a Vox en las elecciones
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre