El anuncio ayer tarde de las fases de la desescalada para volver a la nueva normalidad, por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha generado miles de preguntas de la ciudadanía que quiere conocer cada detalle para volver a reencontrarse con sus seres queridos. Así, las visitas y reuniones entre familiares y amigos que vivan en una misma provincia se permitirán a partir del próximo 11 de mayo.

Esos encuentros podrán realizarse siempre y cuando esa provincia cumpla los requisitos para poder pasar a la fase 1 del ‘Plan de Transición hacia la nueva normalidad’ que ha diseñado el Gobierno y que tienen que ver, entre otros marcadores, con la evolución de la epidemia en ese área geográfica y su capacidad para reaccionar ante un rebrote.

Evitar riesgos

Una orden ministerial regulará no obstante cómo y por cuánto tiempo podrán producirse estos contactos sociales con las personas mayores o más vulnerables a la enfermedad de la COVID-19 por tener patologías previas.

 El Ejecutivo quiere evitar a toda costa que los grupos más amenazados por el nuevo coronavirus se vean expuestos a riesgos innecesarios por el aumento de los contactos sociales en ese periodo.

Pero para todos los demás, será posible desde la fase 1 del llamado plan de desescalada quedar o visitar a familiares y amigos en sus domicilios respectivos o en terrazas de bares y restaurantes que podrán abrir para entonces con el 30% de las mesas que disponían la temporada anterior.

Las visitas de las personas mayores en residencias geriátricas no se podrán recuperar hasta la última fase del plan de transición, aquella que podría iniciarse en el entorno del 8 de junio en aquellas provincias que cumplieran los criterios establecidos.

 En la fase 2 sí se podrían efectuar en cambio visitas a centros para personas con discapacidad o en viviendas tuteladas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre