Egipto, Mali y Líbano son los tres países donde más difícil lo tienen las mujeres. Afortunadamente España no forma parte de la lista de los 145 países del mundo donde peor se trata a las féminas, según el informe de World Economic Foro .

El matrimonio forzado o el veto en política todavía está a la orden del día en muchos países del mundo

Hay países donde la mujer, por el simple hecho de serlo, tiene que luchar contra barreras e injusticias sociales: el matrimonio forzado, el veto en la política o la desigualdad salarial son sólo algunas de ellas. De acuerdo con los datos y las cifras del informe del WEF, el cual ha analizado la economía, la educación, la política y la sanidad de 145 países del mundo, estos son los tres que peor puntuación han obtenido en cuanto a igualdad de género. En ellos, el simple hecho de vivir, se convierte en todo un reto para algunas mujeres:

 

Egipto

La brecha de género en Egipto ha obtenido un porcentaje del 59,9%. Se trata de uno de los países en los que se producen más casos de mutilación genital femenina, a pesar de estar prohibida desde el año 2008. Esta práctica la han sufrido el 92% de las egipcias casadas con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años. En cuanto a política, por ejemplo, en cuestión de representación femenina en puestos ministeriales, la cifra se sitúa en un 12% frente al 88% de los hombres.

 

Mali

El país africano es uno de los pocos del mundo en los que la esperanza de vida de las mujeres es menor que la de los hombres: la media de sitúa en los 48 años. Además de la falta de alfabetización, en Mali, como en muchos países africanos, se siguen sucediendo la mutilación genital y el matrimonio forzado de menores.

 

Líbano

Uno de los asuntos más preocupantes del país es el alto índice de violencia machista que existe. Es un país donde las leyes religiosas y las creencias familiares regulan muchas veces la vida de las mujeres: el divorcio está prohibido para los católicos y sorprende que se permitan sucesos como el llamado crimen de honor, por el cual un padre o un hermano puede matar a su hija o hermana si sospecha o descubre que ésta ha cometido adulterio. En cuanto a la representación política de las mujeres, ésta es solo de un 3%.

Artículo anteriorCuando el método es el modelo
Artículo siguientePP y Ciudadanos quieren aniquilar al partido comunista
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here