La crisis política de Venezuela tiene una trascendencia que va mucho más allá de un conflicto entre régimen y oposición. La injerencia de países como Estados Unidos, los principales Estados de Latinoamérica, Canadá y, a partir de hoy, de España y la Unión Europea esconde, realmente, un interés económico. Concretamente, el mismo que con la guerra de Irak: el control del petróleo por parte de los Estados Unidos.

En concreto Trump dijo en una entrevista en el programa Face the Nation de la cadena CBS que «Ciertamente, es algo que está en la … es una opción». Además, desveló que Maduro le había solicitado una reunión y que la había rechazado: «Bueno, él [por Maduro] ha solicitado una reunión y la he rechazado porque estamos muy avanzados en el proceso». ¿A qué proceso se refiere Trump? Realmente estas palabras son el reconocimiento de que toda la crisis actual de Venezuela, la autoproclamación de Guaidó y los reconocimientos exprés por parte de varios países, España y la Unión Europea formaba parte de una estrategia diseñada en los Estados Unidos.

Nuevamente, nos encontramos con una crisis geopolítica provocada por el control del petróleo, sobre todo por la situación actual del sector de los hidrocarburos. Hay que recordar las declaraciones del presidente de Repsol, Antonio Brufau, al Financial Times, en las que advirtió que las reservas de petróleo mundiales se agotarán en dos años si no se produce un incremento de la inversión, además de que el sector petrolero debería apostar por la búsqueda de una rentabilidad a corto plazo.

Según Brufau, el mundo sufrirá un grave problema en el suministro del petróleo si se siguen manteniendo las ratios bajas de inversión. El precio del barril está subiendo a precios superiores a los 80 dólares y este hecho no se ha trasladado a una reducción de costes por parte de las grandes multinacionales gasistas y petroleras.

La bajada del precio del crudo en 2.014 hizo que las compañías rebajaran los niveles de inversión para paliar el impacto en sus cuentas o en los resultados de los mercados. Este hecho, según Brufau, aún no se ha notado en estos años, aunque tendrá una repercusión importante si no hay un incremento inversor que, teniendo en cuenta el crecimiento de la demanda de petróleo, podrá provocar problemas de suministro a principios de la próxima década, lo que generaría un caos mundial.

A esto hay que añadir los conflictos en Oriente Medio (Iraq, Afganistán, Palestina y Siria) que están provocando que los suministros de petróleo desde los países árabes a Estados Unidos tarden en llegar. Un petrolero que salga desde la Península Arábiga hasta Estados Unidos puede tardar una media de 42 días si las condiciones del mar son favorables. Sin embargo, el transporte desde Venezuela apenas supondría cuatro días.

Ese control del mercado de hidrocarburos y de los principales yacimientos también es la causa de que el asesor de Seguridad de Trump, John Bolton, haya solicitado en las últimas semanas al Pentágono informes y opciones de realizar una intervención militar en Irán, otra de las grandes reservas petrolíferas del mundo.

2 Comentarios

  1. Es fundamental escuchar mañana todo lo que dice Trump en su discurso del Estado de la union en el congreso , para que explique qué es lo que está pasando primero con el cierre del gobierno y luego con Venezuela ,ver si se ha pasado al lado oscuro es decir al estado profundo o sigue drenando el pantano de toda la basura del cabal, se ha cambiado de bando? mañana puede ser una pista fundamental para conocer la verdad o dirá solo vaguedades que no llevan a ningún lado .
    cuando pàrecia que se estaban dando pasos para la paz y el fin del sistema corrupto y comienzo del reseteo economico mundial
    salida de tropas de siria y afganistan ,distension en corea del norte ,dimision del presidente del banco mundial
    nos encontramos con el super sapo de venezuela . si se busca una solucion rapida de transicion sin guerra total ni muertos vale pero si buscan un nuevo irak o siria o incluso que intenten actuar en iran de alguna manera ,el mundo esta en peligro

  2. Si un país en qué sus policías matan por la espalda a ciudadanos, amenaza a otro país soberano, con la armas : Es cosa a tener en cuenta. Si un país, cuyo gobierno viene de un genocidio no juzgado, toma parte en la amenaza, hay que tenerlo en cuenta. Si unos países con gobiernos títeres toman partido por el crimen inducido es que son, eso, unos vendidos y seguramente corruptos vendedores de su país al, monstruo nacido del sueño de la razón. Cada día América se parece más al estercolero del mundo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre