El parque de viviendas de Barcelona y Madrid precisa una intervención a fondo. Aunque las ayudas públicas para la rehabilitación han propiciado un cambio de mentalidad y empiezan a acometerse reformas lo cierto es que queda mucho por hacer. En Barcelona, por ejemplo, la mayor parte de los pisos y edificios en venta superan los 70 años de antigüedad, mientras que en Madrid la media se sitúa en torno a los 50.

Dentro de ese parque de viviendas envejecido se encuentran edificios singulares con un especial valor arquitectónico. Son construcciones antiguas que requieren una rehabilitación integral y que obligan a una costosa inversión de capital. Por eso los propietarios optan mayoritariamente por vender el edificio en su totalidad. Es una forma de obtener unos beneficios a corto plazo y de evitarse complicaciones.

Renta Corporación, expertos en la compra de edificios

En nuestro país, la inmobiliaria de referencia en este tipo de operaciones es Renta Corporación. La empresa, creada en Barcelona en 1991, compra edificios singulares, los rehabilita y vuelve a ponerlos a la venta totalmente actualizados. Durante sus 27 años de trayectoria profesional ha realizado más de 1.500 operaciones, con una inversión total que supera los 2.500 millones de euros.

Como recuerda su presidente, Luis Hernández de Cabanyes, el punto diferencial de Renta Corporación es la capacidad de otorgar un valor añadido a las edificaciones, con rehabilitaciones de calidad que saben sacar el máximo partido a la construcción. La empresa conoce a fondo el mercado inmobiliario y es capaz de optimizar al máximo una reforma ofreciendo un producto final adaptado a la demanda. En algunas ocasiones, la rehabilitación incluye un cambio de usos, con lo que un edificio obsoleto y desaprovechado puede acabar convertido en un lujoso bloque de oficinas o en un espacio comercial de máximo nivel.

Renta Corporación trabaja especialmente en grandes núcleos urbanos, como Barcelona y Madrid. También tiene experiencia en los mercados inmobiliarios de París, Londres o Berlín. La empresa aborda la rehabilitación de edificios desde todas las vertientes implicadas: planificación y ejecución de obras, gestión de posibles arrendamientos y revisión de la situación legal de las construcciones.

Buen momento para vender

El sector inmobiliario español cerró el año 2018 con muy buenas cifras. Se produjeron más de medio millón de compraventas, con un aumento medio de los precios de un 7%. Barcelona, San Sebastián y Madrid, volvieron a registrar cifrar récords. En Barcelona, el metro cuadrado en los barrios más caros supera ya los 4.000 €,  mientras que en Madrid ronda los 3.500 €.

Los pronósticos para 2019 hablan de subidas moderadas, pero advierten sobre una posible ralentización del mercado. Para el 2020, las previsiones no son ya tan halagüeñas. La carestía de la vivienda, unida a unos salarios que se mantienen bajos, puede provocar un descenso de la actividad de compraventa y, en consecuencia, una moderación en los precios. Además, la población envejece y cada vez hay menos hombres y mujeres en la franja de edad propicia para comprar. Por eso los expertos animan a vender. Si están pensando en vender su edificio es mejor que se den prisa; pronto los precios dejarán de crecer.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 1 =