viernes, 22octubre, 2021
18.9 C
Seville

Echarle huevos o morir

David Márquez
Escritor de artículos y ficción. Colabora con diversas publicaciones periódicas y ha publicado: ¿Y? (microrrelato) y DAME FUEGO (el libro) (microrrelato, poesía y otros textos), ambos trabajos inconfundiblemente en línea con el pensamiento y estilo que manda en sus artículos, donde muestra su apego a la libertad total de ideas, a lo humano y analógico, siempre combativo frente a cualquier forma de idiotez. amazon.com/author/damefuego
- Publicidad -

análisis

El Repaso del 22 de octubre: Nombramientos en el TC y en el TdC, subida de la luz

Como cada día, analizamos las noticias de actualidad en El Repaso, en directo y de la mano de nuestros lectores y lectoras. Hoy hablamos...

Sánchez sale derrotado de su batalla contra Felipe González

Cuando ya todo el mundo lo daba por superado, por jubilado y poco menos que jarrón chino, Felipe González ha vuelto a convertirse en...

¿Consentimiento informado para recibir la vacuna Covid?

"Toda actuación en el ámbito de la sanidad requiere, con carácter general, el previo consentimiento de los pacientes o usuarios. El consentimiento, que debe...

El Repaso de 21 de octubre: El asunto de Cake Minuesa, las declaraciones de Villarejo y noticias de actualidad

Después de un día sin El Repaso, por ayer, volvemos como cada día a compartir en directo el análisis de las noticias de actualidad....
- Publicidad-

Me pregunto qué habría pasado si el bicho fuese Made in Venezuela, y me contesto: bomba atómica sobre Caracas, como poco. Ah, mis queridas prostituidas agencias de información y gobernantas; el enemigo (¿tengo que recordarlo?) pertenece al ejército de ese, ¿cómo lo llamáis?: “gigante asiático”, obligado eufemismo del colaboracionista guay, ese que, desde la nostalgia y mimosidad paralizante, nos vende una y otra vez su barato, extendido mensaje del “nada volverá a ser lo que era”, alabando la higiene del modelo robótico militar chino, paradigma de lo que debe ser un régimen embustero y represor, con un par.

El chivato por antonomasia que, con su vida de mierda a cuestas, gasta su tiempo en grabar y denunciar “infieles”, estaría encantado de vivir en un cuartel inquisitivo, como ciudadano ejemplar. Así es mucho más fácil, ¿eh, profesionales de la información? De este modo podéis centraros en “el tema”, sin salir de ahí, bien auspiciados en la colaboración ciudadano militar, sin más noticia que más de lo mismo. Ya no sucederá nada fuera del circuito Estado-Salud, o Estado-Producción.

Se terminaron la xenofobia, la pobreza, la corrupción, los abusos de nosotros a nosotras. Desde luego, hay muchas maneras de que esto “ya no sea igual que antes”. Una de ellas es despertar, concediendo a cada uno lo suyo, siendo consciente de la definitiva desaparición de los conceptos malo, bueno, derecha, izquierda, etc. Mr. Money es el amo y si hace falta censuráis el cabreo, como en China, donde queda terminantemente prohibido patalear si no es como síntoma de un éxtasis patriótico irreprimible. ¿Me vais a venir ahora con la necesidad de estimular la industria? España es un país de gente que se lo pasa bien, al que los turistas acuden para disfrutar, y que quiere seguir divirtiéndose y viviendo la vida.

España le cae bien al mundo. Y el que pretenda cerrar fronteras y crear industria aquí va de culo. No funciona, como el actor en la cincuentena que, agobiado por la falta de papeles, intenta buscarse la vida como… arquitecto, porque hizo la carrera y ahora tal. Pues va a ser que no. De modo que no me vengáis con pamplinas porque, si es cierto que todo cambia, habrá que confirmar lo que muchos piensan: que ese era el propósito. Más vale que os pongáis las pilas antes que los antiguos destinatarios del turismo masivo, ese que nos llegó de rebote gracias a las guerras.

Podéis empezar con la reincorporación al trabajo, la calle y la vida de todos los dados de alta. Esta es la reflexión de un occidental. Mantener cerrado un hotel como “Arca de Noé” para asintomáticos me parece, más bien, la típica postura cuadrada de un régimen papá controlador. ¿Sois libres, imbéciles, o qué os pasa?

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Vox utiliza la ciencia para intentar dejar sin dinero a las asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres

Hace una década, el escritor sueco Stieg Larsson se hizo famoso, aun después de muerto, con su libro Los hombres que no amaban a...

Trump anuncia su propia red social

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que lanzará su propia red social, criticando a Facebook y Twitter, que eliminaron sus cuentas...

Nadia Calviño da razones a Sánchez para que la destituya de inmediato por su boicot a la derogación de la reforma laboral

¡Hasta aquí hemos llegado! Esto es lo que han debido pensar tanto Yolanda Díaz como Ione Belarra al ver cómo Nadia Calviño está poniendo...

El ministro Escrivá de Balaguer y el futuro de las pensiones

El ministro Escrivá de Balaguer, ministro de Dios, según parece, quiere que trabajemos hasta la muerte. No me refiero a que trabajemos mucho, que...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Vox utiliza la ciencia para intentar dejar sin dinero a las asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres

Hace una década, el escritor sueco Stieg Larsson se hizo famoso, aun después de muerto, con su libro Los hombres que no amaban a...

Trump anuncia su propia red social

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que lanzará su propia red social, criticando a Facebook y Twitter, que eliminaron sus cuentas...

Nadia Calviño da razones a Sánchez para que la destituya de inmediato por su boicot a la derogación de la reforma laboral

¡Hasta aquí hemos llegado! Esto es lo que han debido pensar tanto Yolanda Díaz como Ione Belarra al ver cómo Nadia Calviño está poniendo...

El ministro Escrivá de Balaguer y el futuro de las pensiones

El ministro Escrivá de Balaguer, ministro de Dios, según parece, quiere que trabajemos hasta la muerte. No me refiero a que trabajemos mucho, que...