Juan Guaidó, el autoproclamado presidente interino de Venezuela (y reconocido por Trump, Bolsonaro, la Unión Europea y España, entre otros), ha afirmado que los fondos destinados a ayuda humanitaria serán destinados a los ciudadanos más vulnerables o los que se encuentran en una situación de riesgo vital. Según ha afirmado en los últimos días en diferentes declaraciones públicas, en Venezuela hay «entre doscientos cincuenta mil y trescientos mil venezolanos en riesgo de morir, por no tener comida, por no tener una bolsa de diálisis, por no tener antibióticos».

Sin embargo, existe preocupación en cómo se va a canalizar esta ayuda humanitaria. Guaidó aseguró que se abastecerá, en primer lugar, a cinco hospitales para que reciban las medicinas necesarias para determinadas enfermedades. Aún así, hay mucha incertidumbre, sobre todo por la reacción de Nicolás Maduro, quien teme que la entrada de esa ayuda humanitaria procedente, principalmente, de Brasil y de Colombia sirva como excusa para la entrada de tropas que inicien una invasión militar de Venezuela.

Además, se desconoce si Juan Guaidó dispone de la infraestructura necesaria para transportar esos convoyes humanitarios, dado que no cuenta con el apoyo del Ejército o de las Fuerzas de Seguridad. Ante estas dudas que generan desesperación en el pueblo venezolano, han sido Cruz Roja y Media Luna Roja quienes se han puesto a disposición del presidente interino «para seguir asistiendo, a través de la ayuda humanitaria, a la población en sus necesidades, especialmente en los actuales momentos».

Sin embargo, las mismas organizaciones en Colombia confirmaron que les era imposible entregar la ayuda humanitaria si no había un acuerdo con Venezuela:

Dinero a Uruguay

Por otro lado, Juan Guaidó ha denunciado que el gobierno de Nicolás Maduro ha intentado sacar de Venezuela 1200 millones de dólares con destino a Uruguay, uno de los países que no le ha reconocido. «Están tratando de mover desde Bandes (Banco de Desarrollo Económico y Social) un dinero que está en una de las cuentas, a Uruguay. El llamado es a Uruguay a que no se presten para que roben […], podemos estar hablando de entre 1.000 y 1.200 millones de dólares».

Según Guaidó, se trataría de una represalia de Maduro tras el reconocimiento y las decisiones adoptadas por 19 países europeos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre