domingo, 23enero, 2022
7.4 C
Seville

Dos Hermanas se atrinchera para que no cierren su residencia de mayores

La convocatoria fechada para el próximo viernes se retrasa por tema administrativo

- Publicidad -

análisis

La salud arrebatada

Es imposible analizar adecuadamente los problemas de salud y sus implicaciones médicas sin conocer los mecanismos de control de la industria farmacéutica y cómo...

Ayuso, la nueva derecha y la libertad como elemento de sometimiento al pueblo

La teoría política conservadora tiende a ver a los que luchan por el pueblo, desde un punto de vista utópico o con acciones reales,...

Podemos Galicia le pide a Feijóo que se una al Gobierno y que exija medidas contra la exclusión financiera a las personas mayores

Podemos Galicia pide este a Feijóo que se una a la posición del Gobierno para exigir a las entidades bancarias medidas contra la exclusión...

El gas y Europa. Rusia hizo un movimiento de ajedrez inesperado

Año 2014  Para quizás  entender un poco más los últimos acontecimientos geopolíticos, nos remontamos al año 2014 (Año que coincide con las autoproclamada  República popular ...
- Publicidad -
- Publicidad-

La Residencia Pública de Mayores y Grandes Dependientes de Montequinto, en el municipio de Dos Hermanas en Sevilla corre peligro de clausura por lo que se conformó una plataforma de protesta para evitar que sucediera y llegar a un acuerdo con la Junta de Andalucía, pero hasta ahora ha desoído las denuncias.

La plataforma, que está integrada por familiares de los residentes, pretende manifestarse frente al Ayuntamiento de Dos Hermanas, durante la celebración del pleno municipal. Dicha manifestación prevista para este viernes ha tenido que ser aplazada por motivos administrativos, aunque ya se había lanzado la comunicación por diversos canales.

La residencia, que cuenta con 270 disponibles, sólo está cubriendo 134, mientras que, al mismo tiempo, se reciben miles de solicitudes de personas que necesitan cuidados socio sanitarios.

La plataforma denuncia la estrategia de deterioro paulatino del edificio, de manera que no haya otra opción que declararlo inhabitable y así trasladar a los residentes a un centro, de curiosamente 134 plazas.

Actualmente en Andalucía hay más de 100.000 personas desatendidas, de las que 25.000 están esperando la valoración del programa individual de atención. Miles de ancianos en situación de indefensión por diversos trámites burocráticos, que no avanzan, mientras que las plazas públicas se privatizan, esta plataforma está luchando para que no le suceda a esta residencia.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La salud arrebatada

Es imposible analizar adecuadamente los problemas de salud y sus implicaciones médicas sin conocer los mecanismos de control de la industria farmacéutica y cómo...

¡Hasta podría creerte!

Recuerdo aquella sensación de ingenuidad en la cálida niñez cuando buscaba como loca en el cielo esa Osa Mayor y su osa pequeña, cuando...

La lengua, patrimonio íntimo

En la lengua no cabe la política ni el odio. Ni el odio político ni la política odiosa que emponzoñan la vida pública. Politizar...

Acciones que nos alumbran

El mundo de hoy requiere de testigos que nos iluminen, que nos den vida poniéndonos en camino, ante la multitud de ocasos que se...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La salud arrebatada

Es imposible analizar adecuadamente los problemas de salud y sus implicaciones médicas sin conocer los mecanismos de control de la industria farmacéutica y cómo...

¡Hasta podría creerte!

Recuerdo aquella sensación de ingenuidad en la cálida niñez cuando buscaba como loca en el cielo esa Osa Mayor y su osa pequeña, cuando...

La lengua, patrimonio íntimo

En la lengua no cabe la política ni el odio. Ni el odio político ni la política odiosa que emponzoñan la vida pública. Politizar...

Acciones que nos alumbran

El mundo de hoy requiere de testigos que nos iluminen, que nos den vida poniéndonos en camino, ante la multitud de ocasos que se...