Las nuevas lanchas de Vigilancia Aduanera.

Eran las 6.45 de la madrugada, tal y como informan desde la Agencia Tributaria, cuando dos encapuchados han accedido con una pequeña embarcación a la dársena interior del puerto de Algeciras (Cádiz) donde Vigilancia Aduanera guarda las nuevas lanchas que utilizan para dar caza a los narcotraficantes en el Estrecho. Un vigilante del recinto dio la voz de alarma, impidiendo que los asaltantes pudieran así destrozar el nuevo equipamiento.

Las nuevas lanchas, de nombre Félix II y Félix III son embarcaciones de 11 y 12 metros de eslora, respectivamente. Ambas poseen tres motores fueraborda cada una que les dan la capacidad (en condiciones de mar en calma, con los cuatro tripulantes y los tanques de combustible y agua llenos) de alcanzar los 60 nudos, unos 111 kilómetros por hora. Tal y como declaró en su día el delegado especial de la Agencia Tributaria en Andalucía, Jorge Ramírez, estas lanchas suponen “un importante punto de inflexión en las actuaciones contra el narcotráfico”.

Desde Vigilancia Aduanera han abierto una investigación para descubrir y detener a los responsables del intento de destrucción de las lanchas. Esta investigación se suma a la tensión vivida en las últimas semanas en la zona, cuando otro grupo de encapuchados asaltó el Hospital de La Línea para liberar a un narcotraficante, superando en esta ocasión a los efectivos de la Guardia Civil.

La Policía Nacional informó el pasado 2 de marzo que había detenido a dos hermanos responsables de la liberación del narcotraficante del Hospital de La Línea. La investigación por estos hechos continúa abierta, ya que el narco liberado de urgencias, Samuel C., continúa fugado. Una de las hipótesis que se baraja es que haya encontrado refugio en Marruecos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. De película!! Podían guardar las lanchas en un lugar más seguro, al que no se pueda acceder. Gracias al vigilante, si no… menudo dineral se había perdido.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre