El presidente de EE. UU., Donald Trump, se burló otra vez de la energía eólica y del cambio climático en un mitin en Pensilvania. Trump se mofó con que “el país estaría cubierto de molinos de viento si la candidata demócrata Hillary Clinton hubiera ganado las presidenciales de 2016.

«Tendríais molinos de viento por todas partes si hubierais elegido a la corrupta Hillary. ¡Esos molinos de viento! ¡Quiero ver la tele y no sopla el maldito viento! ¿Qué hago? ¡Quiero ver los resultados de las elecciones! Cariño, no sopla ya el viento como solía hacerlo debido al calentamiento global, creo. No hay viento, no hay vida, el nivel del océano aumentará 187 pulgadas [4,7 metros] en los próximos 250 años. ¡Vamos a ser aniquilados!», se ha mofado.

Y no es la primera vez que se empeña en luchar contra los molinos de viento, cual Quijote burlesco. “Si un molino está a menos de dos millas [tres kilómetros] de tu casa, tu casa no vale nada. Hacen ruido, son intermitentes, matan a los pájaros, se rompen todo el tiempo, tienes que reemplazarlos cada diez años porque se desgastan… Cuestan una fortuna y necesitan subvenciones. Aparte de eso, son bastante buenos”, explicó en un mitin celebrado en Cincinnati (Ohio) en agosto pasado.

“Vamos a seguir con la energía que alimenta nuestros negocios, que crea tantos puestos de trabajo”, refiriéndose al petróleo, comparando la energía solar con una de sus frases: «Cacahuetes en comparación con lo que necesitas”.

El resentimiento del presidente viene de lejos y es el resultado del fallo de la Corte Suprema del Reino Unido en 2015 de que las empresas de Donanl Trump no pudieron bloquear la construcción de un parque eólico que enturbiaría las vistas desde su campo de golf en Aberdeen, Escocia. Trump Organization fue condenado a pagar las costas legales del proceso, y el parque eólico se construyó en 2018.

En agosto pasado, el presidente se dirigió a sus votantes cerca de un complejo petroquímico de Pensilvania, y volvió a mofarse de los molinos de viento usando un chiste muy similar al que empleó esta semana. “No te puedes fiar de ellos, de repente se paran y la televisión se apaga. Querida, quiero ver a Donald Trump en la televisión esta noche”, ridiculizó el presidente de EE UU. “Pero el viento dejó de soplar”.

En marzo, Trump dijo a los trabajadores de las fábricas de Limia en Ohio, que la construcción de molinos de viento, de cuya idea culpó a Hillary Clinton, significaría que los estadounidenses no podrían ver la televisión cuando no sopla el viento. Y aquí es donde el presidente creó su pantomima, simulando una conversación entre una pareja que están frustrados porque la energía eólica está dificultando su vida.

“Cuando el viento deja de soplar, ese es el final de su electricidad», dijo entre aplausos en la conferencia de CPAC en National Harbor, Maryland. «Vamos querida, ¿sopla el viento hoy? Me gustaría ver televisión, cariño.

En abril, en un discurso en un acto del Comité Nacional del Congreso Republicano en Washington, DC, Trump arguyó que los molinos de viento causan cáncer. “Si tiene un molino de viento cerca de su casa, felicidades, su casa disminuyó un 75% su valor», dijo. «Y dicen que el ruido causa cáncer». Para más adelante imitar los movimientos de un molino de viento con su dedo, haciendo su ruido característico.

Todas las chanzas de Trump sobre los efectos secundarios de la energía eólica y los molinos de viento han sido desmentido por la comunidad científica . No hay evidencia de que causen cáncer; tampoco hay certeza alguna que tengan algún impacto en la tasación de las propiedades inmobiliarias.

Si el viento deja de soplar, debido a que las redes eléctricas utilizan una gran variedad de fuentes de energía, los aparatos eléctricos, como son las televisiones, no dejarían de funcionar.

Los molinos de viento no causan cáncer. Pero dentro de sus fanfarronadas, el presidente Trump prometió curar el cáncer; “Pondremos fin a la epidemia de SIDA en Estados Unidos y curaremos el cáncer infantil en breve”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 7 =