Foto: Flickr

El Congreso de los Estados Unidos le va a dar las navidades a Donald Trump puesto que ha dejado abierta la posibilidad de iniciar un segundo proceso de destitución del presidente. Douglas Letter, abogado de la Cámara, afirmó en un tribunal federal que una segunda acusación podría ser necesaria si el Congreso descubriera nuevas pruebas de que Trump intentó obstruir las investigaciones sobre su conducta.

El argumento se produjo cuando Letter estaba explicando otra investigación realizada por la Corte de Apelaciones sobre si los demócratas necesitaran del testimonio de Don McGahn, ex abogado de la Casa Blanca, investigación que se inició tras las votaciones de la semana pasada para acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

En concreto, Letter afirmó lo siguiente: «Si el testimonio de McGahn produce nueva evidencia que respalda la conclusión de que el presidente Trump cometió delitos impecables que no están cubiertos por los artículos aprobados por la Cámara, el Comité procederá en consecuencia, incluso, si es necesario, considerando si recomendar nuevos artículos de juicio político».

Sin embargo, los abogados del Departamento de Justicia han afirmado que la decisión de iniciar el juicio político implica que ya no existe urgencia para resolver el caso, lo que refuerza el argumento de la Administración de Trump de que los tribunales deberían inhibirse del enfrentamiento legal entre el presidente y el Congreso.

En cambio, los abogados de la Cámara de Representantes indicaron que iban a continuar con sus investigaciones, en la misma línea que los congresistas demócratas que afirman que las acusaciones son tan graves que, además de generar urgencia, precisan de la continuación de las investigaciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 10 =