Para justificar su petición al Congreso de cinco mil millones de dólares para la construcción del muro en la frontera de México, Donald Trump habló sobre la necesidad de «protección» de los Estados Unidos. El presidente, además, ha afirmado que está dispuesto a mantener al gobierno cerrado por tiempo indefinido para asegurar la financiación del muro que dice que brindará esa protección. Sin embargo, de lo único de lo que el presidente Trump no ha hablado públicamente durante los trece días posteriores al cierre parcial del gobierno es de los ochocientos mil trabajadores federales suspendidos de empleo y sueldo.

La indiferencia de Trump hacia los agentes de la Administración de Seguridad del Transporte, los funcionarios correccionales, los científicos y otros empleados federales atrapados en el centro de un enfrentamiento político presenta un notable contraste con la forma en que otros presidentes han tratado de demostrar su empatía durante otros cierres. En 2013, por ejemplo, el presidente Barack Obama escribió una carta abierta dirigida a los trabajadores afectados cuando se cerró el gobierno. «Nada de esto es justo. Usted y sus familias permanecen en el frente de mi mente», escribió el anterior presidente.

Incluso Ronald Reagan, el presidente que estuvo constantemente enfrentado a los sindicatos del gobierno, reconoció durante un cierre de 1981 la «penuria temporal» que causó a los trabajadores del gobierno. Sin embargo, Trump no ha reconocido públicamente ni siquiera eso.

La única mención del presidente a los empleados públicos, en una de sus declaraciones en Twitter, dejó en claro que veía a muchos de ellos como una fuerza hostil que desconfían de él y sus partidarios. «¿Se dan cuenta los demócratas de que la mayoría de las personas que no cobran son demócratas?», escribió Trump en Twitter la semana pasada.

Sin embargo, la opinión de Trump de la existencia de una fuerza laboral predominantemente demócrata es una declaración sin pruebas puesto que no hay datos que lo confirmen.

Lo que piensa el presidente de los Estados Unidos acerca de los funcionarios parecen ser una consecuencia de cómo veía a los trabajadores de Nueva York cuando se estaba haciendo un nombre como constructor en Manhattan.

En un libro publicado en el año 2.000, The America We Merge, Trump escribió acerca de su decisión de hacerse cargo de la construcción de Wollman Rink en Central Park: «Creo que hay algo más que anima a los trabajadores de la construcción de la ciudad en Nueva York a matar el tiempo, mientras que los trabajadores de mi casino en Nueva Jersey generalmente trabajan duro: el interés propio», escribió Trump. Además, recordó haber estado alucinado por un funcionario neoyorquino que «parecía estar de vacaciones. […] Por la tarde también estaba de descanso, y parecía que era el mismo descanso que había comenzado pr la mañana», escribió.

Por otra parte, Trump se ganó una reputación por la forma irresponsable en que trataba a los trabajadores de sus proyectos: «todo el mundo es prescindible y sus empleados deberían estar contentos por el privilegio de poder trabajar para él».

En Atlantic City, donde llegó a dirigir tres casinos, el actual presidente de los Estados Unidos fue demandado al menos en sesenta ocasiones por personas que le acusaban de no pagarles por el trabajo realizado, según publicó US Today. El rastro de las facturas impagadas llegó a sus campos de golf donde, en 2016, un contratista con sede en Florida llevó a Trump a los tribunales, alegando que no le pagaron un trabajo de pintura por el que había facturado treinta mil dólares al Trump National Doral Miami.

Como presidente, Trump ha firmado órdenes ejecutivas para congelar el sueldo de los trabajadores federales y para facilitar su despido. Por contra, ha defendido a los agentes de la Agencia de Inmigración, a los militares y a los oficiales de la Patrulla Fronteriza, pero, a continuación, afirmó que la administración tiene «muchos empleados deshonestos».

El pasado mes de julio, en un nombramiento de la Oficina de Veteranos, Trump se jactó de haber eliminado «a los empleados federales que maltrataban a nuestros veteranos, de los cuales, desafortunadamente e increíblemente, había muchos».

Apenas noventa días después de su llegada a la Casa Blanca, Trump exaltó al presidente Andrew Jackson y señaló que «para limpiar la burocracia, Jackson eliminó el 10% de los trabajadores federales». Incluso, en su primer discurso frente a una sesión conjunta del Congreso en 2017, el presidente hizo una lista de sus logros y observó con orgullo que había «congelado la contratación de trabajadores federales no indispensables y no militares».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. Trump el que está ahora u otro no tendría más remedio que acabar con la reserva Federal,
    No hay otra opción para salvar a
    Estados Unidos del caos , China ha acelerado el proceso de destrucción del dólar fiduciario y precisamente empezó la aceleración justo con la estafa del Banco Popular aprovechando el desprestigio de la banca europea qué facilito las cosas al gigante
    Chino.
    Acabará también China con el bus y los bancos centrales BCE incluido

    https://l.facebook.com/l.php?u=https%3A%2F%2Fwww.youtube.com%2Fattribution_link%3Fa%3DJHLaMVRmWac%26u%3D%252Fwatch%253Fv%253D_wtdl01Gasw%2526feature%253Dshare&h=AT3ocmfpB2ouLiQS6w9T2yMu5bhjbx1PH2u8rOykGfDjny8iXk4WLNrXbz_uDsNotHMWcRlGH-ap_MtNLao9ExPsjF6WEtvtn8qVyzKhquQIxxw2WR31xGPafLXyeYN40qamfR3YMPRCgdkgLTs&s=1

  2. https://prepareforchange.net/2019/01/06/h-r-24-and-h-r-25-bills-submitted-to-us-116th-congress-2019-2020-call-for-a-full-audit-of-the-fed-system-abolishing-the-irs-by-repealing-all-taxes/?fbclid=IwAR22i3mAQhdn25gqUeDkgxfqHZJdH7fDndk1SafPNx4421I6hL4Tx0UrmdA

    Qanom-gesara
    Al igual que un sueño hecho realidad para muchos, ahora también estamos viendo medidas para abolir el Servicio de Impuestos Internos y plegar a la Junta de la Reserva Federal en el Departamento del Tesoro de EE. UU., Dicen las fuentes. Entre otras cosas, esto significa que los impuestos sobre la renta serán abolidos y reemplazados por un impuesto sobre las ventas de artículos no esenciales, dicen. Una confirmación independiente de esto se puede encontrar aquí:
     

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + tres =