El presidente Trump no esconde sus preferencias respecto a la política europea y siempre se ha mostrado como un gran defensor del Brexit, hecho que confirmó en el día de ayer al decir que tanto Boris Johnson como Nigel Farage habían hecho un gran trabajo.

Por esta razón ha calificado a los dos políticos más populistas de Gran Bretaña como de buenos chicos o de personas muy interesantes. Sin embargo, en lo referido a la sucesión de Theresa May no se decantó por ninguno de los dos. «Son amigos míos, pero no puedo apoyarlos. No es mi negocio apoyar a las personas», ha dicho el presidente de los Estados Unidos.

Además, Trump dejó caer la posibilidad de que en su visita al Reino Unido de la semana que viene podría reunirse con los dos políticos pro-Brexit. Estas afirmaciones llegan después de hace unos días afirmara que se sentía muy mal por la dimisión de Theresa May.

Sin embargo, las relaciones entre la ex primera ministra británica y Trump siempre fue complicada, sobre todo después de que, en 2018, el presidente americano acusara a May de ser vulnerable o de ser la responsable de que el Brexit fracasara.Además, no tuvo ningún inconveniente en afirmar que Boris Johnson sería un mejor primer ministro.

Un populista apoyando a otros populistas. Dios los cría y…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre