National Geographyic. Birth Photography. Foto Paige Driscoll.

Un maravilloso y asombroso video que podemos contemplar, no por lo anormal, sino por el excepcional momento en el que se produce. Una madre da a luz un bebé a través de un parto extracorporal en cualquier parte del mundo.

El hecho no es singular pues se produce en muchos casos de cesárea, en esta ocasión era algo especial asociado a las cosas que pasan en la pandemia, la madre estaba afectada por coronavirus y con el fin de evitar una transmisión del virus al bebé se optó por extraer la bolsa amniótica, es decir la casa del bebé con él en su interior, para posteriormente rasgarla con un bisturí quirúrgico y alumbrar a la vida a la nueva personita.

Diario 16 lo inserta por su excepcional interés periodístico y humano en estos tiempos de crisis pero también de profundos acontecimientos humanos.

Dicho tránsito que dura pocos minutos es maravilloso y creo merece su difusión, en estas semanas muchas personas han muerto y siguen muriendo todavía, en lo que se vislumbra como una fase de decaimiento del virus. 28.000 personas muertas son muchos fallecimientos, en último momentos han aparecido otras 12.000 que no estaban controladas lo que podría elevar la cifra a 40.000. Balance aterrador.

Demasiadas personas han muerto lo que hace más protagonista el alumbramiento de nuevos seres, que serán el relevo de todos en esta vida que no para.

En este caso una maravillosa niña fuera del vientre de la madre dentro del saco o bolsa amniótica, viviendo todavía gracias al cordón umbilical, por el que discurren tres vasos sanguíneos: 1 vena y 2 arterias, los diminutos pulmones todavía no son funcionales.

El bebé hasta entonces sigue enviando a través de las arterias la sangre a la placenta, se intercambia en la misma con la sangre materna, la madre elimina para el bebé el dióxido de carbono y otros restos, la sangre materna en cambio cede oxígeno y los nutrientes y sustancias que necesita el bebé, esta sangre vuelve desde la placenta al bebé por el cordón umbilical. Todo exquisitamente ordenado como si fuera un tablero de la más pura ingeniería.

 Finalmente el doctor que atiende el parto rasga el saco o bolsa amniótica, se entretiene unos breves instantes para posteriormente pinzar y romper el cordón umbilical, las arterias y la vena umbilical se colapsan, la sangre vuelve al bebé, la placenta devuelve esa sangre al bebé, dando lugar a la finalización de milagro de la naturaleza humana.

Del susto al derramarse el líquido amniótico, se produce el primer llanto y se ponen en funcionamiento los pulmones, se inician las primeras respiraciones de oxígeno por aire después de nueve meses de recibirlo a través del conducto umbilical que le une a su madre. También se activa el sistema digestivo aletargado hasta entonces gracias al mayor volumen sanguíneo.  Nace una nueva esperanza en estos días de pandemia. Las células madre que circulan por la sangre del bebé se terminarán estableciendo en la médula ósea tras el nacimiento.

La natalidad durante el coronavirus se ha desplomado, porque en medio de la incertidumbre no nacen nuevos niños, incertidumbre porque nadie sabrá como será la vida en la nueva normalidad, también por las incertidumbres económicas. Fuente Antonio Izquierdo Catedrático de Sociología de la Universidad de la Coruña. EFE.

Al igual que lo que ha ocurrido en China, el número de divorcios y separaciones durante el confinamiento ha sido alto, se concretará más a lo largo del mes de Septiembre, muchas parejas (se calcula que alrededor de 20 millones de españoles viven en pareja) se han separado y alguno de los dos se ha ido a vivir a casa de sus padres, no ha aguantado la convivencia diaria ya dañada anteriormente, sujeta por unos hilos quebradizos. Se ha alterado la privacidad, muchos también no han podido tomar esa decisión por falta de medios. Este no es un caldo de cultivo para nada para tener hijos. También otra circunstancia es el desplome en el número de bodas, que ha sido del 90%.

En el 2018 hubo 370.000 nacimientos en España. En el primer semestre de este 2019, hubo menos del 50%, el dato más bajo que se conoce. Unos 100.000 tratamientos de fertilidad, se han dejado de hacer durante este año, lo que en números redondos supone una pérdida de 3.000 niños por cada mes. Fuente RTVE

El nuevo ciclo de crisis económica ha comenzado y causa de ello es el descenso importante del número de nuevos alumbramientos y esto dicho de forma sostenida. Quizás es por lo que vemos la ingente cantidad de masa monetaria que se esta insuflando al sistema por las autoridades monetarias, hay gran preocupación por la nueva deriva para hacerla lo más corta posible. El miedo y la preocupación a un futuro incierto hará que los partos disminuyan.

En el video vemos el nacimiento de una criaturita indefensa con toda una vida por delante, que seguro conocerá el infortunio y también el éxito y el amor. Son tiempos de coronavirus y de grandes esperanzas. A ti pequeña criatura te deseamos una infinita felicidad en el descubrimiento de este tu nuevo y pequeño mundo.


Fuente asesoramiento: Dr. Santiago Burón – Especialista en pediatría en Bizkaia.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorContundente manifiesto de apoyo al padre de Pablo Iglesias contra las acusaciones de la portavoz del PP: “es de una bajeza moral insuperable”
Artículo siguienteVox enmudece ante el ingreso mínimo vital para evitar que se recuerde el “chiringuito” público sin actividad donde su líder cobraba 80.000 euros anuales
Félix Lareki Garmendia es donostiarra afincado en Bizkaia. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao. Su carrera profesional fundamentalmente la ha desarrollado en Xerox España S.A.U. Posee una profunda experiencia en recursos humanos, formación y dirección de grupos de trabajo. Ha impartido múltiples seminarios orientados al desarrollo de habilidades relacionadas con la gestión y el conocimiento de personas así como de la comunicación. Ex profesor de la Escuela Superior Universitaria de Marketing en la Cámara de Comercio de Bilbao, del Master de Marketing y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad del País Vasco UPV - EHU. Durante 8 años ha estado en política en el País Vasco. Miembro de federaciones deportivas y activo deportista, presidente de asociaciones cívicas, Vice presidente de la Asociación Internacional Aulamar para personas discapacitadas para el disfrute por las mismas de la navegación a vela, a través de una goleta bergantín adaptada específicamente para ellas. Tiene publicados varios libros con ESIC Editorial. Su lema es “pasión por el arte y las personas”, lector empedernido, escritor y analista social. Desde hace dos años colabora con Diario16 como articulista habitual, sobre temas sociales, políticos y de opinión.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre