Corea del Norte es uno de los países más pobres del mundo y una de las dictaduras más crueles del planeta. Sin embargo, hasta el día de hoy no ha notificado ningún caso de coronavirus, algo que hace levantar sospechas respecto a la veracidad de dichos datos, puesto que el país tiene frontera con China.

La situación económica límite que vive Corea del Norte influye, evidentemente, en la realidad de su sistema sanitario que no podría hacer frente a un brote de coronavirus. Por esta razón, el régimen de Pyongyang cerró la frontera con su vecino y aliado (China) en el mes de enero para, precisamente, evitar que se produjeran contagios exteriores. En julio, las autoridades coreanas, a través de la prensa estatal, afirmaron que el estado de emergencia se había elevado a su punto más alto.

Este cierre de la frontera china ha provocado que se esté produciendo una elevada carencia de productos básicos y que se esté incrementando el nivel de contrabando.

Este hecho ha provocado la intervención de las autoridades militares norcoreanas y, según ha indicado Robert Abrams, comandante de las Fuerzas Militares estadounidenses en Corea del Sur, en un webinar organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), por sus siglas en inglés, el régimen de Kim Jong-un ha ampliado su zona de prevención a dos millas de la frontera con China y ha dado órdenes a sus fuerzas especiales de disparar a matar contra los contrabandistas para evitar que el virus se introduzca en el país y se produzca una emergencia sanitaria para la que no están preparados.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Es una vergüenza este artículo y aún más su encabezamiento. Son simplemente voceros de la barbarie imperialista más monstruosa de la historia. ¿Que son ustedes?, unos perros de presa de la oligarquía internacional, del club Birderberg? Corea del Norte representa la dignidad de un pueblo que no baja la cerviz ante los asesinos de pueblos: Vietnam, Latinoamérica, etc…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre