Indígenas Conversos. Amazonía colombiana. Foto Carlos de Urabá.

En Europa capea a sus anchas el materialismo y hace tiempo que fue proclamada la muerte de Dios por los filósofos más connotados. Pero en Latinoamérica la cosa es de otro color pues la fe ciega en el padre creador y su hijo Jesucristo es el pan nuestro de cada día. Aunque la religión Católica, tradicionalmente mayoritaria, ve amenazada su hegemonía por las sectas cristianas. En países como Guatemala, Honduras o el Salvador, ya los han desbancado; y en otros como Colombia, el Perú, Ecuador, México o Brasil su crecimiento es imparable y no tardarán mucho tiempo en superarlos.

La religiosidad es uno de los cimientos más importantes del ser humano y como tal un filón explotado a destajo por las religiones. En nombre de Cristo y la salvación de las almas se obtienen inmejorables réditos económicos. La industria de la fe se ha convertido en un artículo más de consumo, el negocio más lucrativo, pero también el más peligroso para la salud mental de los creyentes.

Por supuesto, que el Dios de los cristianos no existió en nuestro continente sino hasta la llegada de los conquistadores españoles. Sin embargo el  Libro del Mormón escrito por el “profeta”Joseph Smith, gracias al intersección del ángel Moroni,  afirma que cuando Jesucristo resucitó se fue a Norteamérica a predicar entre los indígenas las enseñanzas de su padre.  Según nuestra historia patria los « bondadosos » misioneros de la espada y la cruz libraron a los gentiles de las llamas del infierno. Los salvajes a la fuerza tenían que aceptar los nuevos ídolos como aquel viejo barbado de piel blanca omnipotente y omnipresente llamado Dios o Jehová; su hijo Jesús, rubio de ojos azules y su madre María, una mujer virgen que engendró a Jesús sin contacto carnal. -otro enigma inexplicable- María es el símbolo de la madre abnegada y digna a imitar. Sobre todo, en las virtudes de obediencia y de pureza. Su protagonismo es esencial pues la maternidad es muy venerada entre las culturas indígenas. Parece increíble pero en la actualidad las mujeres son las más firmes defensoras del cristianismo aunque, igualmente, son las más discriminadas y oprimidas por éste.

La imposición del catolicismo provoca un trauma espantoso entre los nativos pues tienen que renunciar a su ser; a sus nombres y apellidos, a sus dioses, a su lengua y hasta su piel. Lo primero: arrepentirse del pecado original porque son culpables y deben ser purificados con las aguas del bautismo. Los misioneros creían que estaban poseídos por el demonio y no había otra opción que exorcizarlos. Aplicaron el ingenioso método de sembrar el terror para que los condenados confesaran sus pecados. Tamaña empresa contó con la inestimable ayuda de la inquisición que perfeccionó las artes de la tortura facilitando tan nobles propósitos.

Profeta de los israelitas de Ezequiel Atacusi. Amazonía colombiana. Foto Carlos de Urabá.

Muchos indígenas se negaron a reconocer a los nuevos dioses y por su actitud beligerante fueron sentenciados al patíbulo. Colgados, quemados vivos o ajusticiados con el garrote vil pagaron con creces su irreverencia. Aunque parezca mentira los descendientes de las víctimas del holocausto hoy les rinde pleitesía a los verdugos que ejecutaron a sus ancestros. Un caso de masoquismo que la psiquiatría debería estudiar con detenimiento. Los aborígenes tuvieron que aceptar la nueva fe por física supervivencia, se les amenazó con el fin del mundo, estaban con ellos o contra ellos; tenían que elegir entre el bien o el mal, la vida o la muerte. La gran paradoja es que en la actualidad los conversos son los más fanáticos defensores de la ortodoxia catolicista.

El cristianismo es una doctrina que reniega de los instintos -especialmente el sexual- al dividir al ser humano en cuerpo y alma. Esa dualidad fatídica tan estudiada por los psicólogos sólo nos conduce a la esquizofrenia.  La figura del Dios padre todopoderoso se asoció a la imagen del progenitor o patriarca machista y autoritario. Dios es el tutor, el rey, el presidente, el obispo, el amo o el general. Y así aprendieron a respetar la jerarquía y a saber quiénes son los elegidos por el creador para reinar sobre la faz de la tierra.  Tarea realizada a sangre y fuego por los curas doctrineros que así demostraron su infinito « amor al prójimo ». Desde luego que hay amores que matan.

En las colonias se  construyeron infinidad de iglesias y catedrales -a veces sobre los mismos adoratorios indígenas- que reflejan la megalomanía de los jerarcas y sus ansias de poder. Pero, ¿quiénes fueron los que trabajaron en su construcción? Está muy claro que los siervos tuvieron que demostrar su fidelidad al Dios blanco picando piedra en las canteras y acarreándolas como mulas para edificar el palacio del rey de reyes. Cada piedra colocada en los muros es una ofrenda de sudor y sangre de los esclavos.

En el siglo XX la iglesia católica romana por culpa de su cerrazón y avaricia comienza su ineluctable declinar. La dictadura Vaticana se reserva el derecho de admisión en los asuntos divinos. Los sacerdotes como únicos intermediarios ante el supremo hacedor no permiten intromisiones  que contradigan su voluntad. La iglesia no es más que un establo donde el manso rebaño se da golpes en el pecho y repite mecánicamente padrenuestros y avemarías. Aferrados al más rancio conservadurismo creyeron que los fieles seguirían inclinando sumisos la cerviz y persignándose  aterrorizados. El Todopoderoso imponía un respeto sobrenatural aunque lentamente la ciencia destruyó sus mitos echando por tierra los dogmas de fe. Las vocaciones se hundieron, la juventud se volvió contestataria y el mundo entró en una era de materialismo sin precedentes donde la religiosidad quedó relegada a los museos.

Protesta contra las religiones en Bogotá (Colombia) Foto Carlos de Urabá.

En Latinoamérica el pueblo es muy proclive a la dependencia espiritual y afectiva.  Necesitamos imperiosamente alguien que nos guíe en este “valle de lágrimas”, un caudillo que nos devuelva la esperanza, un redentor que nos colme de bendiciones. De ahí que las sectas hayan triunfado al cederle el protagonismo a los devotos.  La eucaristía es una verdadera fiesta amenizada por grupos musicales donde éstos se sienten parte de una gran familia que los respalda y protege. Prometiendo el oro y el moro proliferan las iglesias adventistas, Bautistas, Evangélicas, Mormones, Testigos de Jehová, Niños de Dios, Pentecostales, Cuadrangulares y una interminable lista imposible de reseñar en esta crónica.

¿Cómo es eso que sólo algunos elegidos pueden comunicarse con Dios? ¿Acaso Dios no está en todas partes y cada persona puede hablar con él cuando le plazca? Se acabó la exclusividad. Cristo es un producto más del libre comercio, una empresa multinacional que cotiza en bolsa y factura multimillonarios beneficios económicos.

En los años sesentas una corriente renovadora hizo su aparición en el cristianismo, se le denominó: “Teología de la Liberación”. La Teología de la Liberación justificó el alzamiento popular argumentando que Jesucristo también es un profeta de los pobres. « Un Dios misericordioso no puede cerrar los ojos ante el sufrimiento de sus hijos desvalidos » El cristianismo revolucionario justifica la lucha armada como una respuesta ante los atropellos del sistema opresor. Hay que pelear por un paraíso en la tierra y no en el cielo. La palabra de Dios se politiza. Inmediatamente el Vaticano condena esta herejía pues atenta con las alianzas que mantiene con el poder establecido.

Ante tamaña amenaza la CIA y el Departamento de Estado de los EE.UU lanzaron una contraofensiva sin precedentes en América Latina. Su estrategia consistió en infiltrar las sectas evangélicas con el fin de detener la insurrección. El principal objetivo: dividir las comunidades y anular el mensaje subversivo. De este modo invirtieron millones de dólares en patrocinar las « nuevas iglesias » para desmovilizar con himnos, letanías y regalitos el « peligro comunista ». Con el paso del tiempo el satánico vudú surtió el efecto deseado deteniendo el avance guerrillero que  ponía en jaque la estabilidad de Centroamérica. Algo que se puede corroborar en el caso de Guatemala, el Salvador y Nicaragua. El general fascista y genocida Ríos Montt era dirigente de la iglesia pentecostal “el Verbo” y desde el púlpito adoctrinaba a sus devotos con un mensaje de paz y amor: “la Biblia en una mano y un rifle en la otra” “si están con nosotros les alimentaremos; si no, los mataremos. Palabra de Jehová”

Predicador guatemalteco Cash Luna realizando un milagro.

Nadie va a discutir que la religión ha sido la principal inspiradora del fascismo. Uno de sus más ilustres simpatizantes fue el  papa de Roma Pío XII, al que se le conoce también con el apodo de «el Papa de Hitler »  pues se mostró comprensivo y tolerante con la política genocida del Fuhrer. En América Latina el Vaticano bendijo las dictaduras militares de Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Brasil responsables de  miles de muertos, torturados, desparecidos en la década de los años sesentas, setentas y ochentas del siglo pasado.

Algunos estudios sociológicos aseguran que la Biblia es el libro más leído en el continente americano. Aunque sus enseñanzas son completamente ajenas a nuestra realidad estas convierten en las reglas éticas y morales de obligatorio cumplimiento. Nuestra educación y valores  se inspiran en el fundamentalismo cristiano cómplice de los mayores crímenes contra la humanidad

En la Iglesia Universal del Reino de Dios el redil levanta los brazos lanzando loas al altísimo y repite una y otra vez ¡aleluya! ¡aleluya! ¡Gloria a Dios! El diezmo, hermanos, el diezmo. hay que sembrar para recoger, -advierte en tono imperativo desde el estrado el obispo Edir Macedo leyendo versículos del nuevo testamento: « La parábola del sembrador nos enseña, hermanos, que cuando la semilla cayó en buena tierra y dio fruto, una parte el ciento, otra el sesenta y otra el treinta. El que tenga oídos para oír, que oiga” « Entre más alta sea la suma, más efectivos serán los favores del todopoderoso » Además, los pecados se perdonan por una cómoda cuota inicial que será bien recompensada en el paraíso. Prometen la salvación de las almas, puestos de trabajo, dinero fácil, casas, neveras, lavadoras, autos, viajes, en fin, salud, dinero y amor. –Padre Santo líbranos del mal. ¡Aparta Satanás, aparta! -retumba por los altavoces- ¡Arrepiéntete! ¡fuera demonio, fuera!-La multitud cae de rodillas y se retuerce enloquecida gritando ¡Aleluya, aleluya! En Brasil se ha confirmado a la perfección la alianza de las sectas con el poder establecido tras la elección del ultraderechista Jair Messias Bolsonaro como presidente del país.

Las sectas se han trasformado en entidades financieras que dan crédito a mejor interés que los bancos y encima no pagan impuestos. La usura es la norma para financiar sus empresas ya que manejan un presupuesto que envidiarían las multinacionales más prestigiosas del planeta. Sus tesoros superan con creces a los del mismísimo rey Salomón; millones de dólares producto de la verborrea mística que a través de los testaferros invierten en negocios tales como el tráfico de armas, las drogas o la trata de blancas. Sin contar con el dominio que ejercen sobre los medios de comunicación, los colegios, las universidades, la banca, los partidos políticos, el comercio. Es decir, como Dios, están en todas partes

Es tal la cantidad de adeptos que los más grandes estadios se quedan pequeños. El avivamiento del sábado es un espectáculo maravilloso de luz y sonido donde el pastor o apóstol evangelista Eduardo Cañas de la comunidad Cristiana « Manantial de Vida Eterna », Bogotá, Colombia, impone las manos a los enfermos, invoca a Dios y ¡milagro! los paralíticos caminan, los ciegos ven, los mudos hablan.  Sus incondicionales presas de la histeria colectiva levantan los brazos al cielo vociferando loas al altísimo ¡venga a nosotros tu reino! La pantomima teatral es tan exitosa que las dádivas llenan a reventar las arcas de la misión. Lo cierto es que para los pobres es más barato asistir a estos exorcismos que pagar un seguro médico privado o hacer interminables colas en  los hospitales públicos que no son más que el umbral del cementerio.

Dictador y predicador Ríos Montt-Guatemala.

Chiapas se ha convertido en uno de los estados mexicanos con un mayor número de sectas (se calcula que hay más de 282 asociaciones religiosas) Chiapas históricamente por su atraso e ignorancia  es terreno fecundo para que manipulen a un pueblo empobrecido que busca desesperadamente la redención. Sobre todo, se aprovechan de las comunidades indígenas a las que sin medida ni clemencia engañan en una endiablada competencia por captar el mayor número de fieles. Las almas cándidas e inocentes son las más propensas a caer en las garras de charlatanes y embaucadores. Uno de los casos más indignantes quizás sea el de las misiones Shaddai, secta destructiva que explotaba a sus feligreses con trabajos forzados, les impedía la comunicación con el exterior y a los menores asistir a la escuela. Se ejercían brutales coacciones y castigos a aquellos que se  negaban a cumplir con las tareas encomendadas por sus líderes espirituales.

El cristianismo se nutre del dolor y la ignorancia, es una doctrina perversa que precisa de más pobres, más afligidos, más hambrientos, más enfermos, más desgraciados, más pordioseros y huérfanos. Es preciso despertar el sentimiento de compasión para que los “apóstoles del lumpen” se sientan realizados. –Como afirmaba la madre Teresa de Calcuta« El sufrimiento es bueno a los ojos de Dios » pero es aún más bueno cuando se usa como moneda de cambio.

Conquista espíritual de las Indias. Monumento a Colón (Barcelona) Foto Carlos de Urabá.

La psiquiatría moderna nos da luces sobre las alteraciones del comportamiento humano y así hemos comprendido las claves del origen de la esquizofrenia. Los jerarcas del catolicismo y de todas esas sectas sufren dos cuadros característicos que son: el trastorno delirante paranoide, en el que no se distingue entre realidad y fantasía; y el narcisismo maligno psicótico donde la persona se cree elegida para una misión universal, además de afirmar que tienen poderes sobrenaturales otorgados por la divinidad. La mentira patológica de forma consciente y deliberada se utiliza para conseguir los objetivos preconcebidos. Como lo demuestran los hechos, el éxito está asegurado.

Estuve en una manifestación de apoyo al actual gobierno derechista colombiano convocada por la Misión Carismática de Colombia. Por las calles de Bogotá salieron miles de mansas ovejas a desfilar -casi todos pertenecientes a los estratos más bajos de la sociedad- los adeptos seguían como perritos falderos a la señora doctora Claudia Rodríguez de Castellanos, sacerdotisa ultraderechista, quien después de elevar a los altares  expresidente Uribe ahora se ha pasado el partido Cambio Radical del que es senadora. Esta es la típica mujer de la burguesía bogotana, de piel blanca, pelo teñido de rubio y gafas Versace que se hace llamar “líder espiritual”. La multitud marchaba repitiendo las consignas dictadas por los pastores: ¡nuestro Dios, saldrá como gigante como gigante pelearán contra nuestros enemigos! ¡Vargas Lleras, amigo, Dios está contigo!

Es imprescindible contar con una buena organización financiera y empresarial que administre la adoración del “becerro de oro”. Un Dios privatizado al que sólo tienen acceso los socios del club, un Dios que sea la mejor inversión de cara al futuro. Los pastores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (templo « Redención » Bogotá) el pastor Oscar Javier Vera Herreño impecablemente vestido de paño inglés y con crucifijo de oro colgado al pecho se dirigen a la fanaticada: ¡Dios mío, atiende nuestras súplicas! ¡El Avivamiento, el avivamiento que se aparten las tinieblas! Ponen cara de palo, es difícil disimular tanto cinismo, con voz seria e impostada y gestos estudiados una y mil veces hipnotizan a sus incondicionales. ¡Salvador a ti me rindo, obedezco solo a ti! De repente se desata la histeria colectiva y todo el mundo brama poseídos por el espíritu santo. El pastor vocifera alabanzas y advierte que está cerca el fin del mundo. Entonces, ¿para qué acumular riquezas? ¿No sería mejor transferirlas a la cuenta corriente de la misión para que las ponga a buen recaudo?

Predicador Edir Macedo y Bolssonaro. Alianza divina. Brasil.

Pero quizás el más grande y poderoso de los estafadores sea el pastor guatemalteco « Cash » Luna fundador de la « Casa de Dios » Este fantoche ha demostrado ser el mejor vendedor de paraísos eternos y milagros a la carta. El pastor « cash » o « cash money » es un embaucador de primera categoría  que sabe muy bien manipular los deseos y miedos que agobian sus devotos o « esclavos » Este profeta de diseño vestido a lo Giorgio Armani que exhibe descaradamente anillos de oro, relojes Cartier y Rolex reclama a sus incondicionales que no sean egoístas y se desprendan de  las cosas materiales. «  El diezmo, hermanos, el diezmo,  las joyas, los anillos, las alhajas de oro, nadita de pacotilla pues el Rey del Universo  se merece lo más fino y costoso » el rebaño entre alaridos de éxtasis besan los pies de su amado gurú cumpliendo todos sus deseos. Cualquier sacrificio es poco con tal de conseguir un pasaje en primera clase rumbo a la eternidad.

Pero nos falta reseñar a la secta Católica, Apostólica y Romana que usa el esquema piramidal multiplicarse al mejor estilo de la parábola de los panes y de los peces. Cada padre de familia se asegura de reclutar a sus propios hijos y así sucesivamente se les chantajea con el castigo eterno post mortem, a las mujeres se les trata como seres inferiores, relegándolas a labores de servidumbre y restringiéndoles sus derechos reproductivos. Y encima se han encargado de ensuciar el buen nombre de Jesucristo y los principios bíblicos de paz y amor con los innumerables casos de pedofilia cometidos por los representantes de Dios en la tierra. Recordemos el infausto caso del criminal sacerdote mexicano Marcial Maciel fundador de los Legionarios de Cristo Rey (protegido por el Papa Juan Pablo II) acusado de violaciones en masa de niños pertenecientes a su comunidad.

La farsa continúa y todo indica que el fenómeno de las sectas e iglesias cristianas seguirá creciendo paralelo a la eterna crisis que afecta nuestra sociedad. El desempleo, la falta de recursos, la miseria  o el analfabetismo son argumentos suficientes para que el pueblo exija su sobredosis diaria de opio y cicuta. Para millones de almas la vida no es más que un eterno viacrucis, han perdido la confianza y acreditan más en la justicia divina que en la humana. Se ha agotado la paciencia y claman al cielo por el pronto regreso de nuestro señor Jesucristo y la instauración de su reino.

Predicador anunciando el fin del mundo. Parintins-Brasil. Foto Carlos de Urabá.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Vaya repaso! Excelente y veraz información. Qué pena que haya una inmensa mayoría que no saben y además no saben que no saben.Ignorancia total!!! Así se alimentan los poderosos…El problema lo tenemos quienes somos conscientes de todo esto.

  2. mas que la separacion de cuerpo mente ,
    es el miedo incrustado profunda e inconscientemente lo que les lleva a creer ferreamente en una locura que ademas le sperjudica pqe ls ricos la controlan

  3. De acuerdo con el articulo menos en la mencion de la iglesia uruguaya como apoyo a la dictadura. Mas bien todo lo contrario, la iglesia catolica fue uno de los pocos refujios de libertad en aquellos años. Por otra parte destacar que el estado en Uruguay es laico desde hace mas de 120 años, y eso se cumple a rajatabla, noexisten actos estatales relijiosos y por descontado la enseñanza publica es laica.

  4. Perfecta definición de como se maneja la ignorancia en especial cuando esta va unida a la miseria. Las clases dominantes, ‘perfectos conocedores de esta situación ya se ocupan a través de los partidos políticos que patrocinan de que intenten que esta situación se perpetúe vendiéndonos la educación “subvencionada” como “libertad de elección de centro”, separación por sexo, atacando a las feministas por pedir sus derechos, impedir el acceso a loa practica de otras, no mas dañinas, religiones, no al divorcio, no a las parejas gays, no al aborto etc. etc. y la clericalla tan feliz de que los neofascistas les hagan el trabajo de recuperación de “almas” extraviadas, Ah eso si, los perversos son los “talibanes”, que a su vez tampoco son muy partidarios de la educación, la cultura y la libertad, ¡Que perversos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =