Llegó al cargo el 1 de enero y acaba de renunciar a su puesto profundamente decepcionado por la respuesta europea a la crisis del coronavirus

Mauro Ferrari fue nombrado el pasado 1 de enero como presidente del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés). Acaba de presentar hoy su dimisión por las discrepancias que ha mostrado ante la gestión de Europa por la crisis del COVID-19.

Su propuesta era la de crear un programa científico europeo para plantar cara demanera conjunta al COVID-19. Sin embargo, no ha tenido el respaldo que esperaba y ha presentado su dimisión muy decepcionado.

Se ha explicado a través de un comunicado que ha enviado al Financial Times, que puede leerse aquí. “Estoy profundamente decepcionado por la respuesta europea al Covid-19. Llegué al Comité Científico de la UE siendo un ferviente seguidor de la UE, pero la crisis del Covid-19 ha cambiado totalmente mis puntos de vista, aunque continúo apoyando los ideales de la colaboración internacional con entusiasmo”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre