Foto: Comunidad de Madrid

Isabel Díaz Ayuso exigió al presidente del Gobierno que le confirmara quién decide que la Comunidad de Madrid no pueda pasar a la Fase 1 de la desescalada por el COVID-19. Esta cuestión lanzada a Pedro Sánchez no podría tener más intención que seguir alentando la teoría de que se le está infligiendo un castigo a la región.

Por ello, Ayuso va lamentándose de que nunca obtenga una respuesta por parte del presidente del Gobierno y, para seguir en la técnica del victimismo y de alentar la conspiranoia, ha continuado insistiendo en el hecho de que no se hagan públicos todos los informes técnicos de los expertos que avalan las decisiones tomadas por el mando único de Sanidad. Ayuso no pretende otra cosa que hacer ver a los madrileños y madrileñas que el gobierno de coalición progresista no ha permitido que la Comunidad de Madrid pase a Fase 1 como un castigo o que la decisión se ha adoptado por razones ideológicas y no por cuestiones técnicas o sanitarias.

“Jamás me ha contestado a una sola pregunta y estoy preocupada con lo que está sucediendo porque tengo la responsabilidad de administrar la vida y obra de 7 millones de personas”, ha dicho Ayuso, que lo único que quiere saber qué expertos deciden que la Comunidad de Madrid no pase de fase teniendo en cuenta para poder culpar a terceros de una realidad tan evidente como que Madrid aún sigue reportando una tercera parte de los contagios y las muertes.

En este punto, ha acusado de que el Gobierno piensa que “la sanidad de Madrid fuera del tercer mundo”.

Toda esta victimización de Díaz Ayuso no tiene más fin que el de crear un escenario de desafección hacia las decisiones adoptadas por el Gobierno que incremente el descontento para que las amenazas que lanzó respecto a las manifestaciones de los barrios ricos se concreten en realidades, es decir, alentar una rebelión popular, algo que, como hemos visto en la sentencia del Procés, puede conllevar penas de cárcel.

Díaz Ayuso ha advertido que el Gobierno “va a arruinar” a la Comunidad de Madrid “si no permiten a las economías más vulnerables y a las clases medias salir a la calle y reactivarse”. Es decir, que culpa al Ejecutivo progresista de la crisis económica. Nada de pedir medidas para proteger a los madrileños y madrileñas, sólo economía. En este punto, se llegó a contradecir a sí misma, ya que ha señalado que la situación en la Comunidad de Madrid es cada vez mejor, el número de contagios y fallecidos “se va desplomando” y, por otro lado, la capacidad de hacer PCR se va incrementando exponencialmente. Sin embargo, no es suficiente en base a los criterios definidos por Sanidad y que tan bien expuso Fernando Simón cuando hizo referencia concreta a la Comunidad de Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre