Isabel Díaz Ayuso, candidata del Partido Popular, ha sido elegida presidenta de la Comunidad de Madrid con los votos de la ultraderecha y tras asumir públicamente su compromiso personal con los postulados que le ha impuesto Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea.

La alianza de la derecha y la ultraderecha ha conseguido 68 votos (de la derechas del PP y Ciudadanos y también de la ultraderecha de Vox). 64 diputados han votado en contra de su investidura (uniendo al PSOE, Más Madrid, Podemos e Izquierda Unida).

El primer Gobierno de coalición de la historia de la región madrileña estará formado por la presidencia de Díaz Ayuso del PP y la vicepresidencia de Ignacio Aguado de Cs, al acecho de una más que probable imputación futura. Por su parte la extrema derecha no entrará en el Ejecutivo, pero será decisiva para que este apruebe los presupuestos y cualquiera de las futuras leyes que llevan en su programa político.

El próximo Gobierno de coalición apoyado por la ultraderecha de Vox se repartirá trece consejerías (siete para el PP y seis para Cs, respectivamente). Cuatro más que en la anterior legislatura. Nada será posible sin el apoyo de los diputados del partido de Abascal.

De forma vergonzante la ya presidenta madrileña contestó al líder de Más Madrid, Iñigo Errejón, con estas palabras: “Es el personaje más traidor de la política española. Tiene usted las manos manchadas de dictadura”.

A la portavoz de Unidas Podemos, Isabel Serra, le ha dicho: “En la izquierda se han quedado por los pelos en la puerta [de acceso al Gobierno] y han hecho la campaña más machista y deleznable que se haya hecho nunca, metiendo por en medio a la familia, medias verdades, desacreditando constantemente al adversario. Le han dado a la maquinaria de destrozar personas muy deprisa. Ya que no me pueden vencer en las urnas, van a ver si lo consiguen a través de la difamación. No les ha funcionado”.

La nueva presidenta madrileña ha asumido su compromiso personal con los postulados que le ha impuesto la portavoz de la ultraderecha

En un discurso de muy bajo nivel político, Ayuso se dedicó a desgranar la biografía de sus oponentes en la oposición, en especial contra Iñigo Errejón, con medias verdades, muchas mentiras y muy poca política.

Por su parte el futuro vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos, se dedicó en su turno de palabras a interpelar y contestar a los líderes de los partidos de la oposición, dando la sensación de que era él el candidato a la elección y no Ayuso. Una de sus frases más reveladoras ha sido: “Las medidas de Vox son asumibles”.

“El acuerdo con el PP costó. Vox presentó un documento con lagunas de sus propuestas que no son incompatibles y que por tanto son perfectamente asumibles. Eso es lo que nos ha traído aquí”.

Ángel Gabilondo, portavoz del PSOE en la Asamblea madrileña, insistió en que la alternancia es imprescindible: “No creo que sea necesario establecer ante esta Cámara la relación de hechos y sucesos que acreditan que es imprescindible la alternancia política en la Comunidad de Madrid para una profunda regeneración que suponga una mayor calidad democrática. ¿Podrá esta Comunidad desprenderse de todo un modo de proceder, de presunta corrupción, con indicios que están siendo investigados? ¿Podrá lograr que se defienda el interés general y no intereses particulares o privados, incluso propios? La cuestión es grave, ya que ha alcanzado a no pocas personas vinculadas a las acciones de gobierno. El cambio político se revela como una urgencia. Sin embargo, ni su programa ni sus socios lo propician”.

El líder de Más Madrid, Iñigo Errejón, ha señalado que esta “investidura llega en un clima claramente enrarecido, enormemente crispado, porque usted se niega a contestar las preguntas que permitirían que los madrileños supieran que se pueden fiar de la presidenta, que está libre de dudas. Esto no tiene nada que ver con ninguna cuestión personal, con que usted sea mujer. Tiene que ver con que no nos ha explicado por qué le dan un crédito de 400.000 euros y no lo devuelve, si tiene o no tiene vinculación con la Púnica, si la mayor rebaja de la historia la empezó cuando decidió no pagar el IBI”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 12 =