Foto: Comunidad de Madrid

A la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no le ha gustado el acuerdo sobre el déficit y la deuda vasca que ha alcanzado Moncloa con el lehendakari para que finalmente Iñigo Urkullu aceptara asistir a la reunión en San Millán de la Cogolla.

Se olvida Ayuso, o quizá no sepa, que estos acuerdos previos existen con el PNV desde todos los gobiernos a partir del 78. Tanto el PP como el PSOE han necesitado de estos pactos para conseguir mayorías que les ayuden a sacar adelante proyectos e iniciativas desde Moncloa.

Pero Ayuso está celosa del lehendakari y ha criticado hoy,  a través de un comunicado mientras se celebraba la Conferencia de Presidentes, “que el Gobierno central esté llevando a cabo negociaciones de manera bilateral con algunas comunidades autónomas para conseguir “déficit a la carta” porque rompen, en su opinión, con el principio de igualdad entre regiones”. “No se puede pedir que unas comunidades tengan más independencia y, sin embargo, otras menos autonomía”, ha señalado la jefa del Ejecutivo autonómico durante su participación en la Conferencia de Presidentes que se celebra en La Rioja.

Pandemia

Díaz Ayuso ha asegurado que, ante la pandemia, todas las administraciones deben trabajar juntas para luchar “contra este enemigo que desgraciadamente nos une a todos”, pero entiende que esta desigualdad en la negociación de los cumplimientos de déficit rompe ese principio de igualdad a la hora de que las comunidades autónomas tengan que enfrentarse a los gastos derivados del COVID-19.

Tras destacar que, en su opinión, la política fiscal de la Comunidad de Madrid es “de éxito”, la presidenta madrileña ha planteado que si hay una armonización fiscal sea con los impuestos a la baja. “Juntos debemos tener los mismos objetivos de endeudamiento y de déficit y que las comunidades, con los impuestos cedidos, sigamos trabajando”, ha considerado Díaz Ayuso.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre