conductor

Agentes de la Policía Local de León detienen a un conductor que además de conducir borracho iba a 170 kilómetros por hora por un tramo de la ciudad en la que no podían superarse los 70.

Los agentes, pertenecientes a la Brigada Especial de Seguridad Ciudadana (BRISEG),procedieron esta mañana a la detención de un conductor después de observar que circulaba en sentido contrario por la L-20 (hacia hospitales), a más de 170 km/hora,  y emprendiendo su huida una vez que detectó la presencia policial.

La detención se produjo sobre las 06.25 horas cuando los agentes de la Policía Local, realizando labores de prevención por  la LE-20, observaron a un conductor circular en sentido contrario por esta ronda. Una vez que los agentes  le dieron el alto con los rotativos  y las señales acústicas, el conductor emprendió la huida  circulando a más de 170 km/hora (velocidad limitada a 70 km/hora en ese tramo), siendo interceptado en la zona del complejo hospitalario. Practicada la prueba de alcoholemia por el equipo de Atestados de la Policía Local y dar positivo fue trasladado a dependencias  de la Policía Nacional en calidad de detenido por un presunto delito de conducción temeraria y dar positivo en la prueba de alcohol en sangre.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorUn suboficial pide volver al Ejército tras abusar sexualmente de las nietas de su pareja
Artículo siguienteSuspenso también en competencias lingüísticas
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre