bebé

Los padres de un bebé que ayer ingresó en estado «grave» en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, han sido detenidos por los Mossos. La Generalitat les ha retirado la custodia. En el transcurso de unas pruebas, los médicos detectaron en el pequeño de apenas un mes, alguna lesión que sería compatible con malos tratos. El govern va a personarse como acusación particular en la causa, que investigan los Mossos d’Esquadra.

La policía acusa al padre y a la madre, vecinos de Montblanc, de un delito de lesiones y otro de maltrato en el ámbito familiar. Los hechos ocurrieron en el municipio de la Conca de Barberá donde reside la familia. Sin embargo, los padres están en dependencias policiales de Tarragona, ya que fue el hospital tarraconense, que visitó al bebé de urgencias, el que dio la voz de alarma.

El centro hospitalario activó el protocolo previsto en estos casos y puso el caso en conocimiento de la policía y la Dirección General de Atención a la Infancia (DGAIA). Los equipos de la DGAIA valoraron el caso y hoy el Govern ya ha asumido la tutela del menor, que se encuentra hospitalizado con un pronóstico grave.

Fuentes de la familia del bebé han desmentido las acusaciones de posible maltrato. Según su versión, los padres le habrían llevado a urgencias por un caso de hongos en la boca, que serían los causantes de las marcas y las manchas que presenta en la piel. Esta reacción cutánea, explican las mismas fuentes, habría comenzado a aparecer de manera progresiva una vez la familia ya estaba en el Joan XXIII.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − seis =