Comida requisada tras la estafa detectada por la Policía Local de Almonte.

En medio de una crisis devastadora como la que estamos viviendo florece lo mejor y lo peor de cada casa. También los desalmados que tratan de hacer negocio con el hambre y la miseria humana. La Unidad Prommesas de la Policía Local de Almonte (Huelva), con la colaboración de agentes del área de Seguridad Ciudadana, ha detenido a dos personas pertenecientes a una asociación que llevaba algo más de dos años repartiendo alimentos procedentes del Fondo Español de Garantía Agraria, informan fuentes de Europa Press. Según han informado desde esta unidad policial en una nota de prensa, la instrucción policial ve indicios para proceder contra los detenidos por los delitos continuados de estafa, falsedad documental, apropiación indebida y asociación ilícita, entre otros.

La operación, dirigida por la Unidad Prommesas, ha culminado este jueves con estas detenciones después de varias denuncias interpuestas en el mes de enero de 2020 por algunos usuarios que denunciaban el cobro de una prestación económica por determinados alimentos, “algo completamente ilegal, ya que son sociedades sin ánimo de lucro”.

Así, en el transcurso de esta operación policial, se detectó, entre otras cuestiones, que el listado original de usuarios, aprobado por los Servicios Sociales, “se había alterado gravemente inflando el número de usuarios reales con la consiguiente apropiación indebida de más lotes de alimentos de los que realmente repartían, miles de kilos de alimentos de dudoso destino”.

Durante el registro llevado a cabo en la sede de la asociación, se ha intervenido una gran cantidad de documentos, un ordenador y bastantes alimentos que en principio serán puestos a disposición judicial para posteriormente ser repartidos entre las personas más desfavorecidas. La investigación sigue abierta y con posterioridad a la puesta a disposición judicial de los detenidos no se descartan nuevas detenciones, una vez analizada toda la documentación intervenida.

Desde la Unidad Prommesas han hecho un llamamiento a todos aquellos usuarios que hayan podido verse afectados por estos hechos para que se personen en los Servicios Sociales donde se les informará debidamente del proceder para ejercer las acciones necesarias como perjudicados por la comisión de estos delitos.

No es la primera vez que detecta un caso así. En agosto de 2019, la Poilcía Nacional detenía a dos personas y otras dos fueron investigadas por la venta ilegal de lotes de comida por parte de una oenegé de Alicante a personas desfavorecidas. El principal responsable de la trama, ya en prisión, se ocultaba en la localidad alicantina de Torrevieja al constarle en vigor una reclamación judicial por violencia de género.

La operación se inició a través de la denuncia formulada por la Subdelegación del Gobierno de la provincia, en concreto por dependencias del Ministerio de Agricultura y Pesca, en relación al programa de ayuda alimentaria a este colectivo. Varios voluntarios de la organización eran personas necesitadas, sin trabajo e incluso algunos de ellos se encontraban en situación irregular en España. En algunos casos, se les “remuneraba” con comida del Banco de Alimentos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre