Cuatro empresarios de Chiclana de la Frontera (Cádiz) han sido detenidos por homicidio imprudente tras presuntamente cambiar a un trabajador, la ropa de empresa por ropa de calle, tras sufrir un accidente laboral, antes de llevarlo al hospital en el que falleció.

El trabajador fallecido no tenía contrato de trabajo, tampoco había recibido ningún curso para manejar maquinaria de obra y por supuesto, no se le había formado en riesgos laborales.

La Guardia Civil ha explicado en un comunicado que se les investiga también por un delito contra los derechos de los trabajadores y se ha elevado informe por infracción a la Normativa en materia de riesgos laborales y licencia de obras.

Tras la investigación desarrollada por la Guardia Civil tras el fallecimiento el trabajador, de 42 años, su viuda e hijos han visto incrementadas las pensiones que les correspondían, por supuestas contingencias comunes, habían dejado prácticamente en la indigencia.

La familia no se creyó el informe de la autopsia con la versión que los empresarios, por lo que interpusieron denuncia en octubre ante la Inspección de Trabajo, logrando que el caso llegara a los tribunales. En enero, un juzgado gaditano abrió una investigación junto a la Guardia Civil que, tras varias inspecciones a la empresa y la toma de diferentes testimonios, ha conseguido desvelar lo que verdaderamente ocurrió. Descubrieron que la muerte “se debió a una nula formación en el manejo de la maquinaria, una carretilla eléctrica elevadora”, según una nota de la Guardia Civil.

El Trabajador quedó atrapado en el mecanismo del vehículo. Poco después fue trasladado a un centro sanitario de la zona por el administrador de la empresa y otro operario. Ambos previamente “le despojaron de la ropa de trabajo, que llevaba inscrito el anagrama de la compañía, al objeto de no despertar sospechas y evitar así responsabilidades”, asegurando que sufrió una caída fortuita.

La investigación se inició a finales de enero de 2019, cuando la Policía Judicial de la Guardia Civil de Chiclana recibió requerimiento del Juzgado Mixto número 4 de Chiclana para iniciar una investigación con la Inspección de Trabajo por un posible accidente laboral ocurrido el 17 de julio de 2018 en una empresa de la localidad dedicada al montaje e instalación de elementos de decoración en ferias.

La investigación determinó que el día en que se produjo el accidente, un trabajador quedó atrapado en el mecanismo elevador de la carga de un vehículo “fenwich” y fue trasladado en un vehículo particular, aún con vida, al Centro Médico de Especialidades de la Longuera de Chiclana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 1 =