La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 35 años y con numerosos antecedentes por un delito de lesiones, tras arrancar un trozo de oreja a otro durante una pelea en un bar de Las Palmas de Gran Canaria, después de que la víctima le increpase por hacer un comentario xenófobo hacia un trabajador de origen chino.

Los comentarios racistas están siendo denunciados por la comunidad china en España con más frecuencia de la habitual, por la alarma generada en algunos medios audiovisuales por el coronavirus.

La agresión tuvo lugar en una cafetería de los alrededores del parque Santa Catalina, donde el hombre que estaba consumiendo bebidas alcohólicas, habría realizado comentarios xenófobos hacia un trabajador de origen chino.

Al oír estos comentarios racistas, otro cliente de la cafetería le increpó su actitud y se inició una pelea entre ambos, en la que el hombre que había proferido los insultos arrancó de un mordisco un trozo de oreja al otro, se indica en un comunicado.

El hombre, que aún se encontraba en el lugar, fue trasladado por una ambulancia hasta un centro hospitalario de la capital donde fue atendido de las lesiones.

Con las características físicas aportadas tanto por testigos como por la víctima, los policías nacionales llevaron a cabo una búsqueda por los alrededores hasta localizar al presunto autor de los hechos, que fue detenido por un delito de lesiones.

Finalmente, una vez instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre