El detenido Albert Cavallé, en una foto de Instagram.

Los Mossos d’Esquadra han detenido a Albert Cavallé, el «estafador sentimental» que robó a 17 mujeres en el área de Barcelona. El hombre contactaba con mujeres de mediana edad a través de las redes sociales, y tras presentarse como una persona de éxito, les pedía dinero para diferentes ocasiones puntuales, hasta juntar grandes sumas.

Cavallé, eso sí, tras pasar a disposición judicial ha quedado en libertad con cargos. Aunque breve, su detención y su paso por la Ciudad de la Justicia sirvió para poner en evidencia las causas que tiene pendientes con la justicia. Además de la investigación en marcha, Cavallé compareció ante otro juzgado de instrucción (también por estafa) y ante dos juzgados penales de Barcelona que habían cursado órdenes de búsqueda y captura para que acudiera a juicio.

En su historia se acumulan los casos en los que mujeres eran contactadas por medio de las redes sociales y entablaban una relación sentimental con Cavallé. El detenido, deportista y de mediana edad, se valía de sus capacidades de seducción para asegurarse un lazo afectivo con sus víctimas, a las que terminaba por pedir grandes sumas de dinero por asuntos relacionados con problemas familiares o laborales. Eso sí, siempre con un ingrediente de urgencia.

Ignasi Hortelano, de la unidad de investigación de los Mossos en el Eixample (el barrio de Barcelona donde Cavallé fue detenido) explica que no fue difícil descubrir la identidad del embaucador porque, en la mayoría de ocasiones, usaba su nombre y sus apellidos. La primera denuncia se remonta a 2013. Los Mossos creen que, con su arresto, es posible que aparezcan nuevas víctimas.

El portavoz policial que ha comunicado la detención de Cavallé ha limitado el registro de casos de estafa a 17. «Hemos podido saber que hay distintos investigaciones de los Mossos que apuntan que esta persona establecía relaciones con mujeres, se ganaba su confianza para intentar obtener algún beneficio económico. Desde cenas a noches en hoteles o para robarlas directamente con tarjetas y números de cuenta para hacer fraudes. Se han contabilizado unas 17 victimas, pero aún está todo en curso«, ha aclarado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre