Josep María Bartomeu, expresidente del FC Barcelona, ha sido detenido por los Mossos en el marco de la investigación del Barçagate. Durante su mandato, el club azulgrana habría contratado a empresas para desprestigiar a personalidades vinculadas con la institución, entre ellas a Lionel Messi y a Gerard Piqué.

Entre la empresas implicadas estarían: I3 Ventures SL, NSG Social Science Ventures SL, Tantra Soft SA, Digital Side SA, Big Data Solutions SA y Futuric SA.

También han sido detenidos, Oscar Grau, ex CEO del club azulgrana y Román Gómez Ponti, perteneciente a los servicios jurídicos.

La detención del expresidente se ha producido en su domicilio particular este lunes a la vez que los Mossos se han personado en las oficinas del club para llevar a cabo un registro.

‘Barçagate’

El caso ‘Barçagate’, sería la contratación por parte del club de varias empresas para llevar a cabo una campaña de desprestigio de individuos y entidades no afines a la junta directiva de Bartomeu, que dimitió de su cargo hace unos meses tras la presentación de la moción de censura por parte de varios socios.

Los Mossos investigan si el club pagó un sobreprecio por la contratación de las empresas, además de si algún directivo o ejecutivo del club pudo beneficiarse económicamente tras adjudicar dicho contrato a la compañía.

La cadena SER desveló que la directiva del Barcelona había contratado a empresas para desprestigiar a personas no afines a la directiva de Josep María Bartomeu, entre las que se incluían a jugadores del club, como Gerard Piqué o Lionel Messi.

La emisora demostró que I3 Ventures estaba detrás de cuentas no oficiales del Barcelona que se dedicaban a crear un estado de opinión en contra de todas esas personas.

En el caso de Piqué, por ejemplo, se criticaba su faceta de empresario. Las publicaciones orientadas hacia Messi tenían como intención atraer público a las cuentas y páginas controladas por la empresa más que difamar al astro argentino, aunque se hacían comentarios hacia algunos de sus familiares, como su esposa Antonella Roccuzzo.

El escándalo derivó en la dimisión de varios directivos, aunque Bartomeu no dimitió hasta el 27 de octubre, cuando ya se había presentado una moción de censura en su contra.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre