La Policía han detenido esta mañana a un hombre de 19 años y nacionalidad española que la madrugada del sábado presuntamente agredió a su pareja. Además, el agresor machista también arremetió contra un ciudadano que se interpuso ante el ataque del que estaba siendo testigo.  El Joven R. L. tuvo que ser ingresado en el hospital Reina Sofia de Murcia, para ser asistido de la paliza que recibió y que le desfiguró la cara.

La operación se llevó a cabo por el Grupo de Atención a la Familia y la Mujer de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Murcia. Cuando los agentes tuvieron conocimiento del suceso iniciaron una investigación que culminó con la identificación, localización y detención del presunto autor de los hechos.

Localizar a la víctima

Mientras parte de los agentes de la unidad se dedicaban a la búsqueda del presunto autor de los hechos, otros se centraron en lo primordial para la Policía Nacional, encontrar a la víctima. Un rastreo a través de las diferentes redes sociales permitió que los investigadores localizaran a la mujer, tras lo cual comenzaron a aplicarle el protocolo establecido como víctima de violencia de género.

El agresor se escondía en distintos domicilios familiares

Los agentes montaron un operativo en torno a quien podría tratarse del presunto autor de las agresiones, siguiendo su pista durante 24 horas al día, desde el momento en el que tuvieron conocimiento del suceso, pudiendo averiguar que estuvo escondido en diferentes domicilios familiares de Murcia para evitar su arresto.

El constante trabajo de los agentes, que no cesaron en la búsqueda del autor de los hechos en ningún momento, fue esencial para evitar la huida y propiciar que el presunto agresor se presentara en las dependencias de la Jefatura Superior de Murcia en donde se llevó a cabo su detención. El detenido ha sido puesto a disposición judicial.

El joven que recibió la paliza lo volvería a hacer

El joven que el pasado sábado de madrugada resultó brutalmente agredido cuando intentó evitar una agresión machista dice que “si volviera a cruzarse con otra agresión de este tipo volvería a ayudar aun sabiendo lo que le ha ocurrido”.

En declaraciones desde el hospital Reina Sofía a diferentes medios, asegura que “tanto si la agredida es una joven como si es un chico, él siempre saldría en su ayuda y no se daría la vuelta porque eso no sería humano”.

Aun con los ojos hinchados, puede tener problemas con el estado del ojo derecho y tener que pasar por una intervención quirúrgica.

“Tanto si la agredida es una joven como si es un chico, él siempre saldría en su ayuda y no se daría la vuelta porque eso no sería humano”

Recordó que los hechos ocurrieron cuando salía de una discoteca en la madrugada del sábado y cuando atravesaba por un callejón escuchó los gritos de una chica a la que estaban pegando: “vi a un chico que conocía que estaba dando una paliza a su pareja. Para evitar que siguiera agrediendo a la mujer, quise distraerle para que dejara de pegarla, pero no se lo tomó bien y se fue hacia mí y me dio un puñetazo en un ojo, lo que me hizo perder el conocimiento, sin recordar nada de lo que le pasó luego”, eso sí con lesiones bastante graves que podían haberla causado la muerte.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre