Poco ha durado la influencia de la pipa de la paz que de forma simbólica fumaron ante una comparecencia pública el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso.

La falta de acuerdo, al no dar opción Madrid y el equipo de Ayuso al confinamiento o restricciones más duras para lograr doblegar la curva de la pandemia, ha abierto una brecha que Moncloa ha querido simbolizar convocando una rueda de prensa de Illa para dar su versión a la misma hora que la Comunidad de Madrid ha hecho públicas las nuevas medidas de restricción para tratar de contener el virus.

Ayuso desde Sol trata de evitar a toda costa perjudicar más al sector empresarial y de autónomos que es quien le ha dado su voto. Así, teme que medidas más restrictivas que perjudiquen al comercio, la restauración y las hostelería dañen su imagen aún más de lo que está.

Por su parte, el ministro de Sanidad lo ha dejado muy claro: “se esperan semanas duras en Madrid” y por eso “hay que actuar con determinación”. “Ya conseguimos doblegar la curva y lo volveremos a conseguir si hacemos lo que tenemos que hacer en la Comunidad de Madrid”, ha aseverado Illa.

Así el Gobierno recomienda que las medidas dictadas por la Comunidad de Madrid “se extiendan no solo a las áreas básicas, sino a toda la ciudad de Madrid y,  a todos los municipios y poblaciones que asciendan a más de 500 casos de Covid-19 por 100.000 habitantes”.

Las restricciones en Madrid

La Comunidad de Madrid amplía hasta 45 las zonas básicas de salud de la región con restricciones de movilidad y reducción de actividad ante el COVID-19. Esta medida se traduce en ocho áreas de refuerzo sanitario nuevas que se suman a las 37 seleccionadas la semana pasada y se encuentran en Usera, Puente de Vallecas, Ciudad Lineal y Vicálvaro, en Madrid capital; una nueva en Fuenlabrada y otras dos en el municipio de Alcorcón.

Se desaconsejan en las 45 zonas los desplazamientos y actividades no imprescindibles. A la vez, se establece la restricción de entrada y salida de esas áreas salvo en situaciones concretas: por motivos laborales, médicos, accesos a centros educativos, regresar a la zona residencial; asistencia a personas mayores, menores o dependientes; acceso a entidades bancarias o de seguros, legales o administrativas; acudir a exámenes o cualquier otra necesidad prioritaria, urgente o de fuerza mayor.

Más limitaciones en Madrid

Por otro lado, los ciudadanos podrán desplazarse por la vía pública dentro de ese perímetro, para lo que se ha puesto en marcha un dispositivo de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En estas zonas, como en el resto de la Comunidad de Madrid, las reuniones familiares y sociales en espacios públicos y privados se limitan a un máximo de seis personas, salvo que se trate de convivientes.

Más limitaciones

Respecto a los lugares de culto, el aforo se reduce a un tercio. En los velatorios podrán estar un máximo de 15 personas en espacios al aire libre y 10 personas en el caso de ser lugares cerrados.

Sobre los aforos en el comercio, se baja al 50% y su cierre será a las 22:00 horas, a excepción de las farmacias, centros médicos, veterinarios, de combustible y otros considerados esenciales.

Por su parte, en la hostelería se elimina el consumo en barra y se limita el aforo a un 50%. De igual modo, sólo podrá haber 6 comensales en cada mesa y tendrán que cerrar a las 22:00 horas, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio.

En lo que se refiere a los centros de enseñanza no reglados, como academias o autoescuelas, el aforo también se reduce al 50% y la actividad presencial se limita a grupos de 6 personas máximo y con las oportunas medidas de distancia de seguridad.

Asimismo, podrán utilizarse las instalaciones deportivas, tanto al aire libre como en interior, siempre que no se supere el 50% del aforo y en grupos de máximo 6 personas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre