miércoles, 22septiembre, 2021
19.4 C
Seville

Derecho a la vivienda

Francisco Javier López Martín
nací en la Sierra de Madrid, en Collado Mediano. Licenciado en Geografía e Historia. Maestro en la enseñanza pública. Ha sido Secretario General de CCOO de Madrid entre 2000 y 2013 y Secretario de Formación de la Confederación de CCOO. Como escritor ha ganado más de 15 premios literarios y ha publicado el libro El Madrid del Primero de Mayo, el poemario La Tierra de los Nadie y recientemente Cuentos en la Tierra de los Nadie. Articulista habitual en diversos medios de comunicación.
- Publicidad -

análisis

Ahora la Justicia dirá que el grito nazi «fuera maricas de nuestros barrios» es libertad de expresión

Diversas asociaciones han presentado una querella contra los organizadores y participantes de la manifestación nazi de Chueca. Es lo menos que se puede hacer...

Pedro Sánchez pone en juego la transparencia de la democracia

La democracia española podría estar en serio peligro de supervivencia si desde el poder Ejecutivo no se actúa en base al bien común y...

¿Y si acabamos con el Consejo General del Poder Judicial?

Europa ha vuelto a darle un serio toque de atención a España para que renueve la cúpula del Poder Judicial. O mejor dicho, el...

El Repaso del 21 de septiembre: CGPJ, vacunas en niños, salud mental, volcán de La Palma

Como cada día, en El Repaso te ofrecemos un análisis de las principales noticias de actualidad. Hoy abordamos la actualidad sobre el Volcán de...
- Publicidad-

Uno de los compromisos de este gobierno es dar solución a los problemas de acceso a una vivienda digna. Hay demasiadas viviendas que no reúnen condiciones de habitabilidad, o que no pueden ser reformadas para garantizar que el consumo energético es óptimo.

Existen demasiadas personas que atraviesan malos momentos económicos y no pueden pagar el precio del alquiler. Tan sólo en el primer trimestre del año parece que se han producido casi 11.000 desahucios y eso aún cuando seguimos en un periodo de moratoria, originado por la pandemia.

Es cierto que no todos los propietarios son fondos buitre, ni que todos los inquilinos padecer situaciones de necesidad cuando dejan de pagar un alquiler, tampoco todos los okupas son familias que carecen de recursos y tienen que ocupar una vivienda para no dormir en la calle, pero el problema existe y sigue sin resolverse, lo cual supone una vulneración de los Derechos Humanos y de la Constitución Española que contempla expresamente el derecho a una vivienda digna.

El problema existe y las soluciones siguen, como siempre, pendientes de la voluntad de los gobiernos. El compromiso de contar con una Ley Estatal que asegure del Derecho a la Vivienda sigue inédito, incumplido, pendiente. Una ley que concilie las necesidades de muchas personas y familias y los derechos legítimos de los propietarios de una vivienda, sobre todo cuando se trata de pequeños tenedores de vivienda.

Las administraciones no pueden cargar la responsabilidad de los desahucios en los propietarios, ni obligarles a soportar los gastos de los inmuebles privándoles de cobrar el alquiler. Tampoco el derecho de propiedad es absoluto, ni el libre mercado puede convertir el alquiler en una trampa para los inquilinos.

Las organizaciones sociales y sindicales vienen insistiendo en que es necesaria una ley que garantice el derecho a la vivienda, a precios razonables, asequibles, contemplada como derecho de las personas en nuestra sociedad, responsabilidad de las administraciones.

Son esas administraciones las que tienen que asegurar que quien no puede pagar un alquiler puede acceder a una vivienda digna para él y para su familia, a precios asequibles, en función de las rentas, los ingresos familiares y tomando en cuenta las zonas geográficas. No me parece descabellada la propuesta de fijar precios máximos de alquiler.

Las políticas de construcción de vivienda social en régimen de alquiler ha sido prácticamente abandonada, privatizada y entregada a los intereses de negociantes sin escrúpulos. Las políticas de vivienda son políticas sociales que deben tomar en cuenta otros problemas añadidos vinculados a suministros eléctricos, de agua, gas, o telecomunicaciones, endeudamiento hipotecario y de otro tipo.

No será malo, tampoco, que el estado garantice el cobro de las rentas por parte de los propietarios de vivienda, sobre todo de los pequeños tenedores, aún con limitaciones lógicas derivadas de la fijación de precios máximos razonables y tasados del alquiler.

No se trata, por tanto y tan sólo, de abordar un problema de acceso a la vivienda, sino de afrontar el problema de las brutales desigualdades que se han agudizado desde la crisis de 2008 y desde la llegada de la pandemia. Por eso las soluciones no pueden venir desde las administraciones que se ocupan del urbanismo, sino aplicando medidas educativas, sanitarias, sociales, o empleo. Como siempre las mejores soluciones son integrales.

Como siempre la solución vendrá de la asignación de mayores recursos a la política de vivienda y de una mayor participación y compromiso compartido del conjunto de la población. Un gobierno que se reclama de la izquierda no puede dejar estas cosas para el último momento, tarde mal y nunca, porque en la izquierda se juzga la coherencia.

El tiempo corre y las soluciones apremian.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. La regulación de los precios suele dar malos resultados casi sin excepción. El mejor método para luchar contra la carestía de un producto es aumentar la oferta.

    Solo el 30% de los españoles vive de alquiler; el 70% son propietarios de sus viviendas. Por lo que el segmento del alquiler, al no ser muy amplio, es bastante sensible a variación de la oferta.

    Con la puesta en el mercado de 500.000 viviendas de protección oficial (como las que se hacía en la dictadura) en las ciudades donde los alquileres son más caros, se haría bajar los precios y además se dispondría de vivienda pública para alojar, a quienes no pueden pagar los precios de mercado.

    Si los municipios ponen el «suelo» y el gobierno se gasta una parte de los 70.000 millones que recibirá a fondo perdido, en viviendas de protección oficial, se podría resolver el problema, crear miles de puestos de trabajos y bajar el precio de los alquileres.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Correos instalará 1.500 cajeros automáticos más en localidades de toda España

Correos instalará 1.500 cajeros automáticos en localidades de toda España.  De ellos, 1.200 se ubicarán en diferentes oficinas de Correos de todo el territorio...

Dos de los magistrados que condenaron al exjuez denunciante de corrupción podrían ser expulsados de la carrera judicial

El caso del exjuez Fernando Presencia, denunciante de corrupción, puede haber dado un vuelco sustancial. Según el ex juez decano de Talavera de la...

Los insultos de Vox a Laura Berja por defender que se penalice el acoso cuando las mujeres acuden a abortar retratan también al PP

PP y Vox vuelven a dar la espalda a los derechos de las mujeres a abortar según recoge la propia ley. Ayer el Congreso...

Las empresas en ERTE que inviertan en formación de sus trabajadores, exoneradas de pagar la Seguridad Social

Aunque todavía no se ha confirmado que habrá una nueva prórroga de los ERTE, todo parece apuntar que en los próximos días habrá un...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Correos instalará 1.500 cajeros automáticos más en localidades de toda España

Correos instalará 1.500 cajeros automáticos en localidades de toda España.  De ellos, 1.200 se ubicarán en diferentes oficinas de Correos de todo el territorio...

Dos de los magistrados que condenaron al exjuez denunciante de corrupción podrían ser expulsados de la carrera judicial

El caso del exjuez Fernando Presencia, denunciante de corrupción, puede haber dado un vuelco sustancial. Según el ex juez decano de Talavera de la...

Los insultos de Vox a Laura Berja por defender que se penalice el acoso cuando las mujeres acuden a abortar retratan también al PP

PP y Vox vuelven a dar la espalda a los derechos de las mujeres a abortar según recoge la propia ley. Ayer el Congreso...

Las empresas en ERTE que inviertan en formación de sus trabajadores, exoneradas de pagar la Seguridad Social

Aunque todavía no se ha confirmado que habrá una nueva prórroga de los ERTE, todo parece apuntar que en los próximos días habrá un...