En redes sociales hay gente que se comporta de distintas maneras: los hay que las usan solamente para estar informados, otros que a veces se animan a expresar sus opiniones, otros que comparten información, y otros, sencillamente, que se pasan el día haciendo de lo que se llama «trolls»: cuentas que solamente insultan, agreden, amenazan y tratan de generar odio contra sus objetivos.

Además existen mecanismos para realizar sistemas automáticos a través de los cuales se pueden dirigir muchas cuentas a la vez (sistemas de «bots») y generar así «tendencias» de opinión», en base a la teoría de que la gente va, «donde va Vicente».

Desde hace tiempo se han venido denunciando «hechos extraños» en la red social del parajito, Twitter. Se producen bloqueos y reportes que los usuarios reconocen no haber hecho. Explicamos por pasos para que nos puedan entender:

Por ejemplo, si usted recibe un comentario insultante o amenazante, dispone de la herramienta que permite denunciar a ese usuario por un mal uso de la red. Hay un mecanismo que se denomina «reportar» a través del cual, la empresa de Twitter se compromete a estudiar el caso, y si se han vulnerado las normas de la comunidad, se procede a sancionar a esa cuenta concreta (pueden cerrarla definitivamente o durante unos días).

Desde hace meses ha habido usuarios que han venido denunciando la pérdida de seguidores sin saber por qué. Otros, han denunciado que supuestamente desde su cuenta se ha bloqueado a otros usuarios sin haberlo hecho realmente.

Lo que sucede cuando bloqueas a un usuario es que no podrá ver lo que escribes, no podrá comentar tus publicaciones ni enviarte mensajes. Directamente lo haces desaparecer de tu vida «virtual«. Cabe imaginar ahora qué sucedería si alguien pudiera acceder desde tu cuenta y bloquear a usuarios indiscriminadamente: dejarías de poder tener contacto con ellos, y además, no habría forma de que te pudieran avisar de que les has bloqueado porque, efectivamente, les has bloqueado (sin saberlo).

Ha habido casos muy llamativos de «bloqueos» masivos, de silenciamiento de cuentas concretas, que dejan de aparecer cuando escriben sus publicaciones y es necesario ir a buscarlas de manera expresa para poder leerlas. Y las denuncias públicas que se han hecho van en la línea de que todos los perfiles que han sufrido algún tipo de medida extraña suelen publicar contenidos de carácter republicano, progresista y crítico.

Recientemente se ha reportado la cuenta de Toni Albá, un conocido y reputado actor catalán, activista y republicano, que ha sido galardonado con distintos premios en diferentes territorios. Toni Albá es un activo usuario de redes sociales, que jamás se ha autocensurado, y por ello, ha tenido problemas incluso en algún programa donde colaboraba, como Polonia (Tv3), tras un mensaje donde el actor se reía públicamente de Inés Arrimadas.

Su cuenta de twitter fue reportada masivamente (conllevando la pérdida de la misma, su silenciamiento y prácticamente desaparición de la red social). Los reportes masivos suelen responder a campañas orquestadas de usuarios que se ponen de acuerdo para bloquear una cuenta determinada. Sin embargo lo que ha sucedido en esta ocasión merece una pieza informativa: hay usuarios que están denunciando que se han realizado los «reports» desde sus cuentas, sin haberlo hecho en realidad ellos mismos.

Es lo que denuncia precisamente el fotoperiodista Jordi Borrás aquí

El periodista ha explicado que al entrar en su correo ha visto los mensajes de aviso desde Twitter donde le informaban del proceso de «reporte» de la cuenta de Toni Albá. Su indignación es evidente en sus mensajes públicos: «He ido a la bandeja de mi correo y he encontrado un montón de cuentas reportadas a mi nombre que no YO he hecho. ¿cómo sabía el perfil @LaReportadora qué cuentas (entre otras) había «reportado yo»? SUPLANTANDOME LA IDENTIDAD». Y enlaza un artículo que explica cómo ha sido posible. Precisamente, Marcelino Madrigal explica cómo están abusando del sistema de reportes de Twitter para enviar reportes falsos suplantando identidades.

El fotoperiodista anuncia que ha contactado con Twitter España para denunciar el caso y para asesorarse de cara a una denuncia por la vía penal.

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =