Laura Duarte, presidenta de PACMA y candidata a la Presidencia del Gobierno, y Raquel Aguilar, coordinadora provincial, candidata al Congreso por la provincia de Valencia y vicepresidenta del Partido Animalista, visitaron ayer la localidad alicantina de Cocentaina para denunciar el maltrato de los caballos, en una exhibición de tiro y arrastre.

El tiro y arrastre es una actividad que consiste, en su modalidad más habitual, en obligar a los caballos participantes a arrastrar un carro cargado con entre dos y tres veces el peso del animal sobre una pista de arena, en un tiempo máximo de 5 minutos.

A pesar de que no era un campeonato y los carreteros no se jugaban nada, “vi cómo trataban con violencia y absoluto desprecio a los animales”, han denunciado las representantes del Partido animalista.

Obligaron a tirar de una barca cargada de sacos de arena, a un caballo enfermo, que se negaba a hacerlo, y al que el presentador pidió que ‘animaran’; momento en el cual advirtió al árbitro: “Pegar no, ¿eh?”.

Durante el recorrido el carretero debe realizar varias paradas, lo que obliga al animal a realizar un sobreesfuerzo para volver a poner el peso en movimiento mientras tiene las patas hundidas en la arena de la pista.

En Cocentaina Laura Duarte, presidenta de PACMA, y Raquel Aguilar, vicepresidenta, han documentado cómo los carreteros tratan de forma violenta a los caballos.

Durante el recorrido el carretero debe realizar varias paradas, lo que obliga al animal a realizar un sobreesfuerzo para volver a poner el peso en movimiento

Pacma ha denunciado que trataron de impedir que grabaran en dos ocasiones. Además, constantemente se justificaban diciendo que ellos no maltratan a sus caballos. Resulta paradójico que “el propio reglamento del tiro y arrastre establezca como prohibición dar puñetazos en la cabeza a los animales. Imagina qué clase de gente se dedica a esto y las barbaridades que cometen contra los caballos”, han señalado con disgusto ambas candidatas.

En PACMA han documentado en numerosas ocasiones cómo en el tiro y arrastre se ejerce una violencia brutal sobre los animales, que los animales son entrenados a base de golpes y sometimiento, que sufren enfermedades y lesiones y que son llevados al matadero cuando dejan de ser útiles.

El tiro y arrastre es una actividad apoyada y subvencionada por la Generalitat Valenciana (PSOE, Compromís, Podemos), que muchas veces se ha colocado la medalla de animalista.

PACMA lleva años denunciando este tipo de exhibiciones debido al maltrato al que son sometidos los animales. Ya en 2017 el Partido Animalista presentó denuncias por maltrato ante la Generalitat Valenciana.

Parte de ese material fue hecho público por PACMA, en él se demuestra la violencia ejercida por los carreteros hacia los caballos, que recibían puñetazos, golpes en los testículos, varazos y otro tipo de vejaciones.

Con el visto bueno de todos los partidos con representación en Les Corts, la Generalitat aprobaba un incremento de un 70% en las subvenciones a la Federación de Tiro y arrastre. Sin embargo, esta actividad no figura registrada oficialmente como modalidad deportiva, y ha sido ampliamente cuestionada y rechazada por la sociedad: basta observar el poco público que asiste a estas exhibiciones.

El Ayuntamiento de Valencia, pese a hacer ostentación de ser de los pocos en tener una concejalía de bienestar animal, cada mes de septiembre colabora en la realización de un campeonato de Tiro y Arrastre durante tres fines de semana consecutivos.

Laura Duarte ha manifestado que PACMA, frente a la pasividad de la Generalitat y de los ayuntamientos que promueven este tipo de prácticas salvajes y anacrónicas, se compromete a seguir trabajando para poner fin a estos, mal llamados deportes, que únicamente se sustentan en la explotación y el maltrato de los animales, y que sobreviven gracias al dinero público

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre