Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. El poder es de la ciudadanía, no de haber aprobado unas oposiciones. Los altos cargos de la judicatura, que son un poder fundamental del Estado, tendrían que estar sometidos a elecciones donde los ciudadanos expresarán su voluntad de quien es el capacitado para estar en el Poder Judicial y en los tribunales Supremo y Constitucional. Todo lo demás es hurtar la soberanía al pueblo llano y entregarla a un grupo minoritario de funcionarios.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre