El Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV ha reclamado en el Congreso una política europea de inmigración que equilibre la presión migratoria entre sus distintos países miembro de manera legal, reglada, solidaria, responsable, cooperativa con los países de origen y tránsito, respetuosa con los derechos humanos, sin desatender la cooperación, con vías legales y seguras de tránsito y con el establecimiento de puertos seguros para desembarcar a los rescatados.

Falta una política europea

En el pleno monográfico para informar sobre el rescate humanitario de migrantes por el Open Arms, el diputado jeltzale Mikel Legarda ha asegurado que esta crisis “no es puntual”, sino una manifestación más de “un problema estructural y complejo generador de un fenomenal embrollo” que involucra a la Unión Europea, a sus Estados miembro y a sus sociedades y opiniones públicas.

Crisis migratoria

Por ello, a su juicio, el análisis de lo sucedido debe hacerse “contextualizándolo en la crisis migratoria que sufre Europa y la falta de políticas para abordarla” y huyendo de las soluciones “ingenuas o simplistas” o las “medidas reaccionarias”, propias de aquellos que perciben “su identidad amenazada”.

En todo caso, el diputado de EAJ-PNV ha asegurado que la falta de una política europea “no significa que mientras tanto los Estados no tengan que hacer nada respecto de los rescates en el Mediterráneo”. Es más, Legarda ha señalado que se debe “actuar con responsabilidad, respetando los derechos humanos, sin penalizar a las ONG y sin acusaciones de colaboración con las mafias”.

“¿Si los Estados no realizan rescates y búsquedas activas, si la UE tampoco las realiza, se puede impedir u obstaculizar a buques como el Aita Mari o el Open Arms realizarlos, cuando sabemos que a menos barcos de rescate más muertes se producen?”, ha preguntado. “Desde luego, no es alternativa dejarles morir en el mar”, ha sentenciado.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorVenecia ratifica su historia de amor con Almodóvar otorgándole su mayor reconocimiento
Artículo siguienteJohnson, el pequeño dictador
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre