Cientos de personas de toda Málaga se trasladaron al funeral del pequeño Julen, a apoyar con aplausos, a los devastados padres del malogrado niño.

Miembros del equipo de rescate asistieron emocionados tras dar los bomberos una rueda de prensa. En el encuentro con los medios, los miembros del equipo de Brigada de Salvamento Minero reconocían que “esperamos haber trabajado lo mejor que podemos y que lo hayamos hecho lo mejor posible”, al mismo tiempo que se mostraban sorprendidos por la dureza del terreno y por las muestras de solidaridad de todo el pueblo de Totalán. Los miembros del equipo de rescate se sienten “desbordados, cansados y con ganas de volver a la rutina”, pero en ningún caso se sienten como héroes.

El ingeniero jefe y director técnico de la brigada desde hace seis años, Sergio Tuñón, ha querido dar el pésame a la familia de Julen y reconocer el apoyo de los demás participantes en el operativo, así como el trato dispensado por la gente.

El estado de ánimo de la familia de Julen es poco proclive a la prensa en estos momentos. El entorno del pequeño  es consciente que se van a acelerar la investigación para aclarar las muchas incógnitas no resueltas en este caso “la ilegalidad del pozo y su defectuoso sellado está en el centro de la investigación, así como la forma en el que el pequeño cayó con los brazos en alto en  un agujero tan pequeño”.

Las circunstancias de tan trágico suceso tendrán que aclararse ahora que Julen descansa en paz.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. El agujero es de 20 centímetros y no de 25 incluso de 30 como ha dicho la prensa.
    Al pocero le han prohibido que hable con nadie. Aquí hay gato encerrado,demasiadas incógnitas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre