El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, con motivo del día Internacional del Pueblo Gitano, ha visitado el CEIP Albolafia de Córdoba, un centro escolar de educación infantil y primaria en el que la mayor parte de sus alumnos son de etnia gitana.

Para el Defensor del Pueblo es necesario erradicar la segregación escolar del alumnado gitano y asegurar la integración de estas niñas y niños. Recientemente, a petición de la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Gitanas Kamira y la Asociación de Enseñantes Gitanos, Fernández Marugán ha iniciado una nueva actuación en este sentido.

El Defensor se ha dirigido al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, para solicitar información sobre los colegios en los que la población gitana es mayoritaria, así como sobre las medidas que se están llevando a cabo para evitar la concentración de estos niños y niñas en determinados centros escolares.

Durante su visita al Colegio Albolafia, el Defensor se ha reunido con los profesores y las niñas y niños de este centro para conocer sus necesidades e inquietudes. El próximo 8 de abril se celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano y en este marco, los alumnos han leído un manifiesto y han interpretado el himno gitano Gelem.

También, con motivo de este Día Internacional, Fernández Marugán ha participado en la “Ceremonia del Río”. Un acto, en el que los participantes han lanzado pétalos de flores y velas encendidas al río Guadalquivir simbolizando la salida de los antepasados de los gitanos y gitanas de la región de Punjab (India) y su posterior éxodo a través del mundo.

El Defensor del Pueblo, que mantiene una colaboración constante con las asociaciones que representan a este colectivo, comparte su criterio de que es necesario crear nuevos programas y proyectos que aborden la cuestión de la segregación y el abandono escolar a edad temprana, evitando el absentismo escolar y distribuyendo de forma más equitativa los menores que necesitaban apoyo educativo especial.

El CEIP Albolafia se constituyó en comunidad de aprendizaje en el curso 2011/2012 para poner fin a la situación de desigualdad social que sufre su alumnado y los familiares de estos niños y niñas.

Para el Defensor del Pueblo es necesario intensificar los esfuerzos para combatir la discriminación, acabar con los estereotipos y conseguir la igualdad real y efectiva del pueblo gitano.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre