viernes, 27enero, 2023
9.9 C
Seville

Deconstrucción

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Asistimos como partícipes a una deconstrucción global. Cada uno de nosotros estamos siendo alterados para emerger como nuevos seres. El camino está siendo muy duro y en él hemos perdido a padres, amigos, negocios, casas, valores, inocencia, pureza y credulidad.

Anduvimos desorientados en un tiempo de exilio, en soledad y aislamiento, donde el miedo fue mantenido, agudizado y amplificado. Ahora estamos renaciendo y ya no somos más quienes fuimos, hemos perdido y hemos ganado en consciencia.

Hoy camino soportando un enorme peso impuesto por la vida y su daño, ese daño que adivino también en las vidas de quienes me rodean, en sus miradas, gestos y pensamientos.

Desde esferas luminosas colocadas en lo alto se nos obsequia con dádivas para los humildes, sumisos y obedientes, pero también para los altivos, soberbios y rebeldes, con ellas sobrellevamos el miedo que supone adaptarse a lo que nos dejan, a esta nueva realidad construida para nosotros y con nuestra propia aquiescencia.

Desde hace un tiempo y como por moda y repetición escuchamos un concepto, RESILIENCIA, que contiene un decálogo prodigioso a modo de “mandamientos” a seguir, una ley demasiado humana para el triunfo en este nuevo paradigma deconstructivo.

Ser positivo, realista, creativo, tener sentido del humor, ponerse retos, tener autonomía, conocerse y ser empático valorando la amistad y, sobre todo, sobre todo, tolerar la incertidumbre.

Es ahora nuestro momento, somos seres nuevos y debemos continuar, pero se nos presenta un enorme dilema, existe un camino; aquel que transita sobre las huellas dejadas por los que fabrican sus ideas en base a la construcción de la historia, imponiéndolas siempre por medio de decretos y leyes, y otro camino, mucho más inquietante, construido por cada uno de nosotros, en el que tenemos como obligación aportar nuestra propia imagen a modo de rúbrica del contrato firmado con la sociedad, que debe exigir la búsqueda del conocimiento para la verdad. Necesitamos ahora tener un pensamiento crítico y constructivo para salir de este confinamiento interior, sin excluir nada ni a nadie.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído