El caso Enredadera es un claro ejemplo de lo que ocurre en Castilla y León con respecto a la relación ilícita de los políticos de la derecha, especialmente del PP, y magnates de la Comunicación.

El caso Enredadera es un buen ejemplo de las relaciones ilícitas entre políticos y magnates de la comunicación

Así los dos grandes empresarios de medios en esta comunidad, Antonio Miguel Méndez Pozo y José Luis Ulibarri, han tenido en determinados momentos problemas con la Justicia sin que eso deteriore su relación con la Junta de Castilla y León que es quien, a través de la publicidad institucional, mantiene la televisión privada de Castilla y León que, por supuesto, sólo está informativamente al servicio del PP.

De hecho, el año pasado esta televisión privada recibió de la Junta, según datos de la propia administración regional, más de tres millones de euros.

El caso Enredadera, como ya publicó diario16.com, es un oscuro entramado formado por políticos, funcionarios y empresarios aprovechados en todo el país para sacar tajada de adjudicaciones, contratos y mordidas. El Centro de la corrupción de este caso se encuentra en el PP y en Castilla y León.

De hecho, en el 2018, José Luis Ulibarri, uno de los empresarios de medios más importantes de Castilla y León, ingresó en prisión y sin fianza por el caso Enredadera, donde se investigaba el amaño de semáforos y gestión de multas a través de una filial de Sacyr.

Reapertura del caso

Apenas ocho semanas después de que se procediera al archivo de la pieza separada abierta por la trama Enredadera y sus vínculos con el Ayuntamiento de León el Juzgado de Instrucción número 1 de León ha procedido a la reapertura del caso, según informa El Norte de Castilla.

La reapertura por nuevas diligencias ha tenido lugar tras recibir el juzgado leonés un oficio policial de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). En dicho oficio, según ha informado eldiario.es, se da a conocer el «hallazgo casual» de documentación concerniente a adjudicaciones que pudieran ser sospechosas en el Ayuntamiento de León.

En concreto las adjudicaciones fueron realizadas a la empresa Agema, perteneciente al empresario leonés Angel Luis García Martín, ‘El Patatero’, uno de los encausados en la trama Enredadera y mano derecha -según la documentación del juzgado que abre este caso- del empresario José Luis Ulibarri.

Trama de amaños

Tanto El Patatero como José Luis Ulibarri, según la investigación, formaban parte presuntamente de una trama de amaño de concursos de adjudicación de sistemas semafóricos en ayuntamientos de todo el país entre otro tipo de licitaciones.

En septiembre del 2019 Ulibarri dejó el consejo de administración de la Televisión de Castilla y León al verse detenido y salpicado por la trama, pero sigue siendo, junto con Méndez Pozo, uno de los mayores accionistas de esta televisión que ha financiado desde su creación el Gobierno de esta comunidad.

Radio Televisión Castilla y León recibe millones de dinero público de la Junta, un dinero que no se fiscaliza porque se da por hecho que cumple con las estipulaciones del contrato marco firmado con el Gobierno autonómico.

Se da también la circunstancia de que una de las personas más allegadas y que comían cada sábado con Ullibarri en familia mientras creaba su imperio mediático es Ángel Villalba, quien fuera secretario general del PSOE en Castilla y León durante dos legislaturas y hasta el 2008, y quien, del 93 al 97, fue el presidente del consejo de administración de Caja España.

Inversión en publicidad

Sin la publicidad institucional de la Junta de Castilla y León no podría vivir muchos de los medios de comunicación de esta comunidad.

Este año, y por primera vez tras el acuerdo del PP con Ciudadanos para arrebatar el derecho a gobernar Castilla y León al ganadora de las elecciones: el PSOE, se han publicado las inversiones en publicidad en esta comunidad:

Los grupos de comunicación que mayor cuantía recibieron por este concepto en 2018 fueron Promecal, con 3.056.795 euros (quien gestiona la televisión de Castilla y León de Méndez Pozo y Ulibarri), (Diario de Ávila; Diario de Burgos; Diario Palentino, El Día de Valladolid y Agencia ICAL); Edigrup, con 2.459.361 euros (El Mundo CyL-Diario de Valladolid; Diario de León; El Correo de Burgos; Diario de Soria-Heraldo; y esRadio Castilla y León); y Vocento, con 2.137.786 euros (El Norte de Castilla y ABC). A continuación, y por volumen de inversión recibida, constan La Gaceta de Salamanca, con 491.720 euros; Prisa Radio (Cadena SER), con 479.611 euros; Onda Cero Radio, con 387.418 euros; y COPE, con 368.525 euros.

Por la parte que afecta a Diario16, en 2019 recibió de la Junta de Castilla y León en concepto de publicidad un total de 18.000, IVA incluído. Eso sí, desde la entrada del gobierno de coalición a la Junta, bajo la presidencia de Alfonso Fernández Mañueco, se dio orden de anular cualquier anuncio a nuestro medio..

Será difícil encontrar en la mayoría de estos medios crítica alguna al PP de Mañueco en la comunidad. Lástima de libertad de expresión.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here