Puerta de Alcalá con las huellas de la artillería del ejército de Napoleón Bonaparte.

Los gorriones de la capital del ‘no pasarán’ desaparecen intoxicados cada vez más, y las gaviotas se envenenan en los vertederos. ¿Podrán las palomas, clásico símbolo de la paz, resistir una primavera más…? De bien nacidos es ser agradecidos, si en el Km. 0 del imperio sienten la afición colonial pastoral de ‘arreglar lo del sur’, nosotros en recíproca lid trataremos de resolver ‘lo del norte’. Más de un mendrugo, sobre todo de la ‘izquierda’ rojiparda podemita, seguro que va a llorar transido de emoción, aun a escondidas de Su Eminencia.

Ahora se podrá hacer leña con facilidad del árbol desplomado en Catalunya, Ciudadanos, pero recordemos que las alegrías del Trifachito, cuadrándose con el clerical-franquista Abascal, las encabezó la marioneta del aznarismo Pablo Casado. Por lo menos Falangito Rivera – exempleado barcelonés del directivo opusino de La Caixa Isidro Fainé – tuvo la dignidad de dimitir cuando petó su formación en las Generales, víctima del escoramiento fascistoide propiciado por él mismo. ¿No se fundó el partido naranja para hacer posible la gobernabilidad, combatir la corrupción, como bisagra para romper el turnismo bipartidista obsceno y poder pactar indistintamente con la P$OE o con el P.P. (Partido Podrido), y castigar a uno u otro indistintamente? Añoran con nostalgia algunos el frentismo guerracivilista o de la Guerra Fría: dos monolíticos bloques ideológicos, administrando las consignas cuatro gerifaltes, ahorra tanto la fatiga de informarse críticamente y pensar… Las secuelas del fanatismo doctrinario, el odio ciego, la violencia y los homicidios, constituyen simples bagatelas si complacen a Su Eminencia.

¿Y quién fue el zopenco máster en Harvaravaca que cuando en octubre del año pasado, dándose cuenta de que la radicalización trasnochada requeté no hacía sino engordar a la P$OE y a los nazifalanjetas vox-mitivos, rompió con ellos con aquella inolvidable sobreactuación del ‘hasta aquí hemos llegado’, escenificada en Cortes? Exacto, fue también el verborreico contorsionista Casado que viene también de hacer el ridículo en las elecciones al Parlament de Catalunya. «La izquierda – afirmó en aquella sesión el indigente mental Pablito – llevaba treinta años queriendo un partido como Vox; Ud se lo ha regalado», le espetó a su colega Santi ‘Matamoros’ Abascal, caído del burro el primero caminito de Damasco. En teatralizado viaje al centro, para horror de sus cayetanos, trató de vender la fábula de ser ‘la fuerza sensata y tranquila’… ¿recuerdan? Sin embargo, los bandazos del ‘donde dije digo, digo Diego’, propios del ámbito opusino-loyolista, gran parte de la Sociedad Civil no los asumen, así lo haya dictado Su Eminencia.

A la otra empleada de las canonjías de Esperanza Aguirre, de la que también chupó el enchufado Abascal cobrando sus paguitas, la exadministradora de la cuenta de twitter del perrito Pecas de su Espe, Isabel ‘Caraheidi’ Ayuso (‘¡guau!’ era su célebre muletilla en la red del pajarito), le han dejado a contrapié. Muy ufana con sus alucinados ojos de neurótica en el diván del psicoanalista, se dispuso a consolar episcopales disgustos en ese mayorazgo eclesiástico panocho, que tantas pingües ‘limosnas’ prodiga a los sicarios del romanismo, los auténticos ‘patriotas’ pardos o colorados de Castelgandolfo y de las JONS. Desenvaina tu vengadora tizona, católica Isabelita de Castilla, ¡han amargado el postre a Su Eminencia!

El subterfugio de ‘Caraheidi’ Ayuso de que adelantó elecciones porque Ciudadanos – con el legítimo motivo de los ‘dedazos’ y el vacunagate impunes de los peperos – rompió el pacto firmado en la Región del Segura, se desploma por su propio peso. El oneroso coste indecente de unas caprichosas elecciones por puro escarmiento en plena pandemia, ¿por qué tenemos que abonarlo de nuestros impuestos para el márquetin populista de una ordinaria trepa enferma de rencor, obnubilada por viciadas encuestas que le prometen ‘arrasar’? Muy pronto olvidan que el partido del exjefe de Bárcenas y la exjefa de Granados (el de la Púnica), llegó al poder con el canto de sirena de ‘no subir impuestos’, y lo hizo cuarenta veces, treinta veces en el primer año y medio del rajoyato. No pasa nada… si ordena la irrelevancia de la farsa Su Eminencia.

El fondón ‘Pimpollo’ Miras, presidente de la Comunidad murciana, con el concurso de del secretario general del partido de Correa, Teo, excampeón del mundo en escupir a distancia huesos de aceituna, podrán aleccionar a pardillos con exculpaciones sin resultado a la salud de los cínicos tránsfugas, vendidos por unas poltronas en forma de Consejerías. Mas lo sentimos, relativistas morales a sueldo o no, si el acuerdo de dos formaciones incluye castigar la corrupción y una de las dos partes se lo salta a la torera, podéis ahorraros la demagogia, ya que los compromisos pasados se volatilizan de facto unilateralmente truncados. A no ser que os modifiquen las pautas propagandísticas y ‘éticas’ los tentáculos seglares de Su Eminencia.

Se justifican en vano los que aplauden al facherío, solapando su podredumbre, con aquello tan viejo de ‘el que esté sin pecado que tire la primera piedra’, el ‘y tú más’ o la aún más caducada escusa de ‘en todas partes cuecen habas’…. sin contar lo de que ‘en algunas casas a calderadas’. No es que ciertos pepero-sociatas pugnen por vindicar su dudosa honradez, la realidad consiste en que al no haber control del Ejecutivo por parte de los ciudadanos, ni Separación de Poderes, igual que en Murcia pasado más de un cuarto de siglo aupadas las garrapatas en el machito de los cargos, sucede lo mismo que en Andalucía antes con los sociatas después de cerca de cuarenta años de cortijeo: el pútrido caciquismo resulta inevitable (un caso de corrupción política de la P$OE por cada diez de la banda de la Gürtel en el País del extinto Mar Menor). Ora pro nobis, Su Eminencia.

Huelga mencionar que el Trifachito gobernante en Andalucía ni se ha inmutado por las mociones de censura del Feminazito ‘progre’ allende Despeñaperros. Si la otra opción reside en la de la que abogaba por la ‘honestidad de Chaves y Griñán’, la Gusana Díaz o su exdelfina María José Montero, ‘la Farruquita’, para ese viaje a ningún lugar sobran las alforjas. El Palacio sevillano de san Telmo puede continuar impertérrito tras el telón del inciensado oficio de tinieblas de Su Eminencia. 

Y en el colmo del esperpento, aterrado por metroscopia que le anunciaba otro planchazo monumental en Madrid, salta ahora a la palestra el pico de oro Iglesias, dispuesto el duqueso de Galapagar a defender cueste lo que cueste su poltrona y la de su zarina consorte, la Pija-aparte Irene, avezada jurista de secano por vocación. ¿Qué voto zurdo buscas, Coletas, si ordenaste fumigar a la izquierda de Adelante Andalucía aliándote con Vox y los pepero-sociatas en la Mesa del Parlamento autonómico con objeto de negarles el pan y la sal, pollino fascio-estaliniano impresentable? La misma ilusión que con Carmena, la cual después de anunciar los apocalípticos ultras que con ella llegaba el soviet a Madrid, y los coros del ejército rojo a la Plaza de Oriente, acabó la abuela besando sumisamente en La Almudena el anillo de oro macizo de Su Eminencia.

No falla, ahora evoca el finiquitado faraón Iglesias la milonga de ‘la unidad de la izquierda’, como si en política uno más uno sumase dos, cuando no pocas veces resta (¡ah, aquellos momentos triunfales del pacto preelectoral P$OE-Izqda (H)Undida, de Almunia con Paco – antes Francesc – Frutos, que acabaron en la miseria!). Y se atreve a intentar reeditar el bodrio el mismo mandarín del coletariado que no ha impedido a su socio de gobierno del puñito y la rosa mustios aliarse con los vox-mitivos, el parajesuítico PNV y el P.P. (Partido Podrido) para revertir las ‘inmatriculaciones’ del Estado extranjero vaticano – fundado por Mussolini -, el mayor expolio público consentido de la historia de Europa. Entre ‘patriotas constitucionalistas’ anda el juego de la traidora cesión de soberanía. Ahora quizá debería presentarse Anticapis en Madrid con una candidatura independiente que llame al voto útil, y aglutine a tantos colectivos de izquierda dispersos y más que hartos… si no la mediocre alternativa Pablo&Íñigo desmovilizará de forma masiva, máxime en día laborable. Este es el momento, al sonreír complacido por las torpes acciones de sus ahijados de la ‘izquierda’ cañí, en el que degusta una copita de gran reserva Cardenal Mendoza Su Eminencia.

Una paloma ennegrecida y un gorrioncillo debilitados sobreviven entre árboles de raíces sin vida, única penitencial ‘libertad’ agónica posible con Ayuso. Miran a los centenares de miles de familias madrileñas y murcianas pasando fatigas y calamidades, sin horizonte ni esperanza. Sin importar a nadie que entre las aglomeraciones de las manifas fachas coercitivas, por la moción de censura de Murcia y la convocatoria de Madrid, se alcance el Cielo… de los infectados en el Campo de las Malvas, bendecido por Su Eminencia. 

Érase que se era en el masoquista Valle de Lágrimas donde siguiendo el rastro del dinero se perdió hace tanto, tanto tiempo Su Eminencia…

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre