jueves, 11agosto, 2022
23.5 C
Seville

De la cuna a la tumba

Fernando Ayala
Fernando Ayala
Doctor en Historia y miembro de la CEP del PSOE de la provincia de Cáceres. Responsable del Área de Memoria Democrática de la Ejecutiva Regional del PSOE de Extremadura.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Al hilo de la comparecencia en la Asamblea de la Directora Gerente de la Fundación Extremeña de la Cultura, me vino a la memoria una expresión que solía utilizar Juan Iglesias Marcelo ( del que tanto aprendí): “ de la cuna a la tumba”.

Solía utilizarla para insistir en que a lo largo de toda la vida no paramos de aprender. Y yo añado, de equivocarnos.

Por eso me resultó especialmente interesante que se celebre en Extremadura ( con gran éxito por cierto, dadas las varias ediciones y la participación que conlleva), un Congreso bajo la denominación de Aprendizaje.

Al margen de lo que hemos convenido en llamar educación formal, existen muchas otras maneras de integrar la asimilación de conocimientos.  A todo ello se suma  la importancia de ser capaces de aglutinar, de manera transversal, a personas de todo tipo de edad, y de diferentes orígenes profesionales y socioeconómicos.

Tenemos que continuar creando espacios de participación, donde padres, profesores, autónomos, emprendedores… puedan compartir experiencias a través de talleres, ponencias y actividades.

Un elemento que no podemos obviar es la duplicidad entre lo que representa en la organización de eventos de esta tipología, la modalidad presencial y la virtual. Un híbrido que permite incrementar exponencialmente la participación.

En el caso que hemos mencionado, el Congreso de Aprendizaje, se trataba de reflexionar sobre las posibilidades a medio y largo plazo de Extremadura. Me ha gustado singularmente el concepto empleado de “repensar Extremadura”.

Una civilización como la nuestra en continua transformación, con un acelerada dinámica de evolución, precisa que traspasemos los límites del conservadurismo cultural en el sentido de que todo fluye, todo cambia. En la adaptación a las nuevas realidades y en la aceptación de propuestas que nos saquen de nuestra cómoda situación de confort o de miedo al movimiento, habrá que situarse si pretendemos mejorar las condiciones de vida tan alteradas por diversas circunstancias.

La formación y la educación de los adultos, junto con la transversalidad anteriormente mencionada y la continuidad que dan los foros de reflexión harán posible que se puedan seguir compartiendo las iniciativas.

En definitiva, debemos tender a los sentimientos generalizados de trabajo en equipo que siempre suele dejar unas vibraciones muy positivas.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído