Por lo general quienes tienen altos niveles de alcohol en la sangre, alucinan viendo cosas que no existen y su sentido de la realidad se distorsiona, en muchas ocasiones ven elefantes rosas por su enajenación. Las bebidas alcohólicas son sustancias psicoactivas que tomadas en exceso generan en el individuo estos delirios, después de unas horas, progresivamente el nivel de alcohol es metabolizado o expulsado por los desechos corporales, es así que el afectado recupera su conciencia y normalidad, eso sí acompañado de una buena jaqueca.

Vosotros pensaréis qué tiene que ver un borracho y un elefante rosa con un artículo en esencia político? Aunque suene raro y vosotros penséis que tengo unas copas de más (soy abstemio), yo diría que es una analogía muy acertada de nuestra realidad, así que vamos al ruedo.

Veréis, en primer lugar, qué es el estado del bienestar? Son los servicios sociales y públicos de los que deberíamos disfrutar plenamente, como el derecho al trabajo, vivienda, pensiones dignas, la educación y la sanidad, mal llamadas “gratuitas”….craso error, nada es gratuito ni se financia por la providencia, se financia gracias a nuestros impuestos; Aviso a navegantes, cada vez que un político os diga que son gratuitos, miente descaradamente y no se salva ni uno, todos pretenden hacernos creer esa falacia. El creernos esa mentira, nos hace alienarnos de la realidad y sucumbir en un estado de embriaguez colectivo, en el que nuestra percepción de la realidad se hace difusa y vemos el estado del bienestar, cual elefante rosa, creyendo que es algo ajeno a nosotros, algo que disfrutamos durante un tiempo, pero se escapa poco a poco como un suspiro. Al creer que es “gratuito” nos desentendemos, un regalo del Estado que en un acto de generosidad nos lo ofrece a coste cero, mentira cochina!, Como resultado no lo cuidamos, así que, lo que nada nos cuesta, hagámoslo fiesta.

La mayoría están borrachos, porque no tienen clara la realidad, y al no ser conscientes de ella, viene el político de turno y se burla en sus caras. Imaginaos esta escena, somos los borrachos del pueblo y el abusón hace mofa de nosotros y nos hace padecer sus perrerías, tal cual nos meten los dedos en la boca y lo vemos normal, porque nuestro estado de la realidad está alterado. El problema en sí es que en la mayoría de la sociedad, el nivel de alcohol no se metaboliza ni expulsa, es así que su estado de embriaguez es continuo y ese Elefante Rosa, tan simpático y gracioso se va marchando poco a poco, da igual dejarlo ir, fue una diversión gratuita, qué más da si se marcha para no volver jamás!.

La conciencia individual y colectiva es muy importante para salir de ese estado y recuperar a nivel social nuestra lucidez, entenderemos que nosotros como ciudadanos somos quienes con nuestro trabajo y sudor,gracias a los impuestos, damos vida al estado del bienestar, no es ningún puto elefante rosa de fantasía, es una realidad innegable y no permitiremos que nos lo arrebaten, porque nos lo hemos ganado, no se nos ha dado nada regalado, es importante que todos salgamos de esa borrachera crónica, en que nos tienen sumidos los políticos y el capital, no podemos permitirnos morir por un coma etílico como sociedad.

Metabolizar la información, hacerla propia, desechar las mentiras y apropiarse de las verdades, después de la borrachera os dolerá la cabeza pero os aseguro que es mejor recuperarse de una buena jaqueca para tener plena conciencia que vivir siempre como los borrachos del pueblo, siendo los bufones y hazmerreír de políticos y poderosos.

El delito lo cometemos si no lo protegemos, es nuestro dinero empleado en nosotros mismos, nuestras familias y nuestro pueblo.

Sabéis a dónde van a parar nuestros impuestos que deberían ser dedicados para nuestro Estado del Bienestar?

En pagar el rescate bancario con sus correspondientes intereses, por obra y gracia de la derecha e izquierda modificando el artículo 135 de la Constitución ,qué raro, nos han puteado como siempre.

Mantener a la familia real, con desproporcionadas y vergonzosas sumas de dinero, además de mordidas y chanchullos, en eso es experto nuestro Bufón Emérito quien ha enseñado esas artes a sus hijos y yernos que hacen gala de conocimientos.

La casta política, rojos y azules que con sus obras faraónicas, dilapidan nuestros impuestos sobredimensionado los costes de forma brutal, además de mordidas y chanchullos.

Mientras toda esta gentuza vive entre algodones, nosotros los perros mal vivimos como podemos, todos estos parásitos viven como reyes gracias a nuestro esfuerzo, sudor y lágrimas.

Despertad de una vez por favor, somos mejores y muchos más, una vez organizados haremos justicia social y quien nos ha mentido, engañado y robado, lo pagará.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre