martes, 16agosto, 2022
22.3 C
Seville

De Biomedicina

Vergüenza

Francisco Silvera
Francisco Silverahttp://www.quenosenada.blogspot.com.es
Escritor y profesor, licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid. He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor funcionario de Enseñanza Secundaria, de Filosofía, hasta donde lo permitan los gobiernos actuales.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Asistí estos días atrás a la graduación en Biomedicina de mi hija en Sevilla. Por cierto, a ver si las autoridades universitarias aclaran que estos actos han de ser puramente académicos y, sin solemnidades, sí serios, por favor. Interesantes los discursos por parte del profesorado, la Universidad, cuando funciona, es la sede del conocimiento, sin duda.

Pero hubo un discurso por parte del alumnado que tomo como un diagnóstico de la imagen de nuestro país. Para llegar a estudiar esta carrera hay que tener una media de casi 13’5 puntos sobre 14, es decir, que existe una selección previa que raya lo psicopático; alguien debería ir pensando que nuestra “selectividad” (aunque le cambien el nombre sigue siendo lo mismo) es un filtro injusto que no prueba nada definitivo y que está privando de gente vocacional extremadamente competente a muchísimas carreras, con una inflación en la puntuación absurda y un clasismo que hace sentirse culpable a quien tiene buenas notas por no escoger la carrera más valorada, aunque no sea su vocación verdadera.

Ese discurso de graduación, dicho por una alumna brillante (son mayoría las mujeres, piensen), describía la situación laboral a la que se enfrentan estas gentes que han pasado por esa selección dañina y cuatro años de carrera durísima (de 50 plazas para toda España suele abandonar un 15%). Lejos de premiar la excelencia y el esfuerzo, les esperan exiguas becas de investigación, es decir, no hay para toda la promoción y además proporcionan ingresos insuficientes, y les acechan contratos como investigadores a veces ni siquiera por jornadas completas, y sé de primera mano que un experimento no se puede regular con cuatro horas de trabajo diario, eso es un artificio burocrático para no pagar, que es lo mismo que pagar 500 euros a quien se ha dejado el pellejo en el estudio y el sacrificio; limpiando escaleras se gana más, y no es clasismo, me da igual lo que piensen.

Un diseño con lógica de estos estudios de élite investigadora debería conducir al alumnado capaz de completarlos a una contratación muy bien remunerada, buenas prestaciones para una minoría cuya aportación (y no olvidemos el coste de inversión que ha supuesto esta formación de primera) y cuya rentabilización para las arcas del Estado es sumamente necesaria, la pandemia sobrevenida es un ejemplo clarísimo.

Qué hacemos: los dejamos tirados, sin opciones, con ofertas tentadoras por parte de universidades y equipos de investigación extranjeros a los que, forzadamente, han de recurrir. Una cosa es irse para formarse, para compartir y aprender, incluso por aventura personal (como alguna Ministra ha dicho), y otra muy distinta es que después de gastarnos un dineral y un capital humano enorme en formarlos, les demos un portazo en sus putas caras.

Qué tristeza, como pasa con casi todo en este país, comprobar que no se gobierna, que no hay una idea global, un programa, un diseño, un plan de actuación. Sólo politiqueo barato.

Nadie en su sano juicio, entre 50 millones de personas y presupuestos de cientos de miles de millones de euros, creería que mantener en el Pritaneo del triunfo a 35 estudiantes de élite fuera un dispendio o una malversación, tenemos ejemplos mucho más evidentes y sin escándalos. Es una vergüenza, no hay palabra que lo defina mejor. Un Estado que derrama millones en mierdas de toda clase, ¿se permite este ahorro miserable?

Alabo la valentía de la reivindicación de ese discurso estudiantil que demuestra que no es una juventud dormida, no pueden dormirse, no los dejan.

Allá van mi ánimos admirados. Adelante, ustedes son mi España, sea eso lo que fuere.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído