La espectacular tribuna para las finanzas del mundo que cada nuevo año se convoca en Davos, se inspiró en América, cuando familias europeas adquirieron tierras fértiles que se extendían desde las playas del Pacífico hasta la desembocadura del Amazonas en el Atlántico.

Thomas Piketty, economista francés especialista en desigualdad económica y distribución de la renta, en su libro “El capitalismo en el siglo XXI” explica que la gran desigualdad…es indispensable para aquellas y aquellos que quieren saber más sobre el reparto desigual de la riqueza en el seno de “las sociedades”.

Si tomamos de referencia solo cuatro países podemos darnos cuenta de la riqueza escondida: Francia, en 2013, el 1 % más rico posee el 22 % del patrimonio total del país. En el Reino Unido, posee el 30 %, en Suecia el 20 % y en Estados Unidos, el 32 %.

Aquellos que dejaron el Viejo Mundo crearon en sus tierras conquistadas reuniones periódicas en lugares exclusivos y excluyentes para hacer catarsis en el camino de la multiplicación de sus riquezas.

Sunchubamba es una referencia. Hermoso paraje del Perú, en los Andes, entre Cajamarca y La Libertad donde se reproducen formas de dominación económica y social, aprovechando la bondad de los climas, la riqueza de los suelos y los paisajes tan bellos o mejores de los que hay también al pie de los Alpes. Son escenarios, en lugares inexpugnables, a los cuales se podria llegar superando múltiples controles de policía privada y pública. Y en este siglo basta la electrónica y pistas privadas para para aviones y helicópteros.

La historia del Perú, registra en Sunchubamba una lista de militares y civiles que conservaron poderes económicos en base a los vinculos con los propietarios de latifundios. Los casos más estudiados son los del general Manuel Apolinario Odria y de Víctor Raúl Haya de la Torre, fundador en México 1917 de la Alianza Popular Revolucionaria Americana. Desde frentes aparentemente contrarios, decidieron juntos los destinos de las mejores tierras y minas, en tanto su militancia juvenil sufría prisiones y asesinatos en masa como la gesta de Chan Chan en Trujillo, la ciudad fundada en homenaje al conquistador Pizarro de la España del siglo XVI.

Llegamos a 1968 y la Reforma Agraria desarrollada por el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, constituyó el último capítulo de un proceso a lo largo del siglo veinte, cuya realidad social exigía una transformación profunda de la vida económica y social de los países andinos.

Intentos de reforma alentados por juntas militares o gobiernos reformistas como el presidido por el arquitecto Fernando Belaunde no fueron suficientes para cambiar el sentido social de la propiedad de la tierra. La decision se impuso el 24 de junio de 1969 cuando el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas promulgó el Decreto Ley Nº 17716. Similar proceso surgio con gobiernos progresistas, siguiendo a la Cuba de 1960, de Panama, Bolivia, Ecuador, Jamaica.

En la ciudad peruana de Trujillo, en el siglo XVI, se instalo el reparto de solares urbanos, chacras y encomiendas de los indios a los conquistadores. Al conquistador Diego de Mora le correspondió los valles de Chimo y Chicama y el puerto de Huanchaco. Instaló el primer trapiche de moler caña, así como miles de hectareas, trabajadas por negros esclavos que producían centenas de arrobas de azúcar y después por obreros chinos.

En 1915, el gobierno de Benavides le entregó a los Gildemeister, de nacionalidad alemana, la concesión del puerto de Malabrigo, en el Pacifico. Luego esta misma familia adquirio las haciendas Roma y Laredo, ambas de la familia Larco de origen italiano. Casa Grande estaba por encima de la Hacienda Cartavio de la W. R. Grace and Company y en un tiempo fue el primer ingenio azucarero del mundo.

En el año 1945, el administrador de la hacienda, Hans Moll, tambien aleman, inició una serie de mejoras en beneficio de la clase trabajadora. Empezó a ampliar el casco urbano y construyó viviendas de material noble para los empleados y brindar de este modo, comodidades al servidor. Introdujo a los trailers como alternativa al uso de los ferrocarriles.

Asimismo, impulsó la capacitación de las amas de casa creando la «Casa Modelo» o Centro de capacitación Femenina, lugar al que acudían las esposas e hijas de los trabajadores para aprender costura, cocina, repostería, etc.

Con la Reforma Agraria del gobierno militar en los años 70, Casa Grande y todos los latifundios pasaron a manos de sus trabajadores asociados en Cooperativas y Sociedades Agrícolas de Interés Social. A partir de 1970, los trabajadores casagrandinos vivieron una época de bonanza económica gracias a los buenos índices de producción. Se distribuyeron buenos excedentes económicos, se construyo viviendas de material noble, escuelas, jardines de infancia, clubes cooperativos, piscinas públicas, granjas para la crianza de cerdos. La bonanza fue tal, que el Gobierno Revolucionario le pidió a la empresa el pago adelantado de los impuestos por unos años no precisados.

En la década de los 80, se producen líos internos entre trabajadores pertenecientes tanto al partido aprista como a los de la izquierda peruana, derivando una serie de tomas de poder sucesivos por ambas facciones, descuidando la producción, agravada con los aluviones de 1993, precipitando a una aguda crisis económica.

En 1996, después de los fallidos intentos de cambiar el modelo cooperativo, el gobierno promulga el D.L. 802, «Ley de Saneamiento Económico Financiero de las Empresas Agroindustriales Azucareras» y decide crear una Sociedad Anónima, permitiendo la venta de acciones y el cambio de socios cooperativistas a accionistas que poco a poco empezaron a invertir en la sociedad.

Actualmente, las empresas cooperativas, encabezadas por Casa Grande pertenecen en partes a accionistas privados, cuyos avance sociales se han detenido y el desencuentro se manifiesta con paros y huelgas y la indiferencia del Estado como fiscalizador.

Peter F. Klarén en Formación de las haciendas azucareras y orígenes del APRA comenta que el enganche era un sistema «cruel pero eficiente». Cuando el hacendado necesitaba mano de obra recurría al enganchador, le informaba el número exacto de trabajadores que necesitaría y le entregaba una importante suma, generalmente en oro, para pagar adelantos a los futuros enganchados.

El sociologo Percy Zapata Mendo escribe sobre las huelgas violentas, señalando que una de las más extensas ocurrida en el Perú, fue la del Valle de Chicama, abril de 1912, empezando por Casa Grande y todo el valle donde la industria azucarera estaba en pocas manos que fue reprimida por el ejercito y la marina de guerra.

En el informe de la huelga se opinó que los bajos salarios, los abusos del sistema de enganche, las miserables condiciones de vida y lo prolongado del horario de trabajo eran las causas principales del estallido de la violencia. Hay crónicas que señalan que la guardia civil perseguía entre los cañaverales a los trabajadores, para matarlos. El mismo Víctor Raúl Haya de la Torre habla de 500 muertos.


Sunchubamba, un retazo al equivalente a Davos en Suiza. Un lugar de descanso, de retiro y de encuentro de las mas altas jerarquias del poder economico y politico de un territorio latinoamericano donde se instalo el neo feudalismo. El servicio de vigilancia lo tenia un grupo selecto de jinetes de briosos caballos, con rifles de ultima generacion, que protegia la administracion de cualquier sospecha.

Un detalle que no debe pasar inadvertido. La particularidad de la mayor parte de jinetes era tener solo la mitad del lobulo de una oreja. Era una inconfundible senal de su funcion. En la gerencia de Sunchubamba, en el extremo izquierdo de un escritorio de fina madera de caoba, se mostraba un frasco de cristal con decenas de lobulos de orejas, arrancados a guardianes que por cansancio en la noche fria no hubiera cumplido la vigilia en las residencias de Sunchubamba, un retazo de los Andes, donde se gestaban diversos decretos a favor de la hacienda.

La BBC pregunta al mundo: Davos 2019: cómo un pueblo sanatorio de Suiza pasó a ser uno de los epicentros de la economía global?

Algunas respuestas. Las medidas de seguridad en Davos son extremas porque solo se le conoce solo como el «Foro de Davos», para referirse a la»Reunión Anual del Foro Económico Mundial», cumbre que cada año congrega a una de las reuniones de política y economía más importantes del mundo.

Las NNUU han perdido el liderazgo, por varias razones….no obstante que el Foro Económico Mundial (FEM), es solo una ONG dedicada al análisis de la economía global, y que toma el nombre.

Davos pasa de unas 11.000 personas a más de 30.000 durante las reuniones del Foro Económico Mundial. De hecho, era el sitio en el que se ubicaron múltiples sanatorios para el tratamiento de enfermedades como la tuberculosis. También fue el lugar que acogió una inusual mezcla de miembros del nazismo, combatientes estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial e incluso refugiados de los campos de concentración.

Un nuevo informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) indica que durante el año 2017 el 30,2% de la población, alrededor de 184 millones, vivía en condiciones de pobreza, en tanto que un 10,2%, unos 62 millones, se encontraba en condiciones de pobreza extrema, el porcentaje más alto desde el año 2008.

Las proyecciones para el 2018 apuntan a un ligero retroceso en los niveles de pobreza, ya que disminuiría en unos dos millones de personas, pero al mismo habría que añadir un millón de individuos a quienes viven en situación de pobreza extrema.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre