David Couso, hermano de José Couso.

Diario16 entrevista a David Couso, hermano del cámara que fue asesinado el 8 de abril de 2003 en el hotel Palestina de Bagdad durante la Guerra de Irak. El encuentro tiene lugar tras rechazar el Constitucional el recurso contra el archivo de la causa y anunciar la familia que recurrirán al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

 

¿Sigue presente el momento en el que la familia recibió la noticia?

En el momento en el que recibimos la noticia del ataque al hotel Palestina y sabemos que José está herido de gravedad y viendo cómo se desarrollan las siguientes horas y cómo reacciona el gobierno, decidimos aparcar el luto y emprender esta lucha. Sabíamos que a José lo habían asesinado en circunstancias muy raras esa mañana en Bagdag. Con el paso del tiempo fuimos recibiendo informaciones de compañeros, viendo imágenes, no era un error, era un ataque deliberado contra tres señores de prensa. En ese momento decidimos emprender una lucha por la memoria y por la justicia.

Dieciséis años desde el asesinato de José Couso, ¿habéis tenido momentos de flaqueza?

Hay momentos duros y tristes. Somos personas como tú o como cualquiera, y claro que hay momentos duros, pero los vivimos en la intimidad y nos sirven para coger fuerzas para seguir adelante, porque esta lucha nos implica a todos y a todas.

¿Este caso es ya un símbolo universal por la libertad de prensa?

Esto no es una causa de españoles, es una causa para defender la libertad de expresión y el derecho a la vida, y que podamos juzgar a los autores materiales del asesinato de José y del ataque a periodistas. Si se atreven a disparar delante de cámaras y taquígrafos contra periodistas que están dentro de un edificio civil, ¿qué le estarán haciendo a esas poblaciones donde disparan sus bombas? Y sobre todo un mensaje claro que le están mandando a la prensa, o vais controlados por nosotros, por los poderosos, o puede que se nos escape un obús o que os disparemos directamente.

¿Es EEUU y su ejército un gigante demasiado grande para exigir justicia por el asesinato de José Couso?

Sólo hay que mirar su presupuesto anual militar para asustarnos y toda esa maquinaria bélica. A lo largo de la historia han ido invadiendo países y se han apropiado de sus recursos, pero torres más altas e imperios han caído.

Nadie se imaginaría que esas locas de la plaza de Mayo iban a ver después de 33 años sentados en un juicio a los asesinos de sus desaparecidos. ¿Por qué no podemos rememorar los juicios de Nuremberg y ver sentados ante un tribunal a militares norteamericanos o a mandatarios de países que tengan las manos manchadas de sangre por montarnos guerras ilegales?

¿Ha cambiado algo con Trump como presidente?

No ha cambiado nada. Estamos viendo sus desmanes. Se retira de los acuerdos nucleares, tensando la cuerda y buscando un conflicto. Si hoy estalla esa guerra en Irán y se desplazan periodistas españoles  a cubrir este conflicto, ¿qué ocurrirá si les pasa lo mismo que a José Couso, Tarek Ayub y Taras Protsyuk? La justicia de este país no podría investigar su asesinato.

¿Cómo ha sido el proceso judicial en España?

Hemos ido recurriendo al ordenamiento jurídico de nuestro país. Entramos en la Audiencia Nacional cuando se interpuso la querella. De ahí pasamos a plantear recurso al Supremo y del Supremo, un recurso de casación y de amparo que nos lleva al Constitucional. Ahí se cierra nuestra andadura jurídica en España. Con la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial a manos del Partido Popular nos quitan la justicia, no sólo a los familiares de José Couso, sino al conjunto de la ciudadanía de este país. Por eso ahora tenemos que recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

¿Contáis con apoyo político o institucional?

A finales de año tuvimos una reunión con todo el arco parlamentario. Estaban trabajando con una proposición de ley que presenta ER en el año 2016 para modificar la Ley Orgánica de Reforma del Poder Judicial, lo que posibilitará abrir el caso. A día de hoy, se tendría que dar la paradoja, que los asesinos de José estuvieran en España para que se pudiera abrir la causa.

¿Por qué esta lucha?

No somos revanchistas, ni nos puede el odio. La justicia debe primar en una sociedad democrática y sobre todo debe prevalecer la separación de poderes en un Estado de Derecho. Queremos un juicio, porque tenemos imágenes, tenemos testimonios, se ha iniciado la instrucción, se han recabado la toma de pruebas, tenemos testigos. Hasta el propio juez Pedraz se desplazó a Irak para reconstruir desde la posición del puente donde estaban los carros de combate. Queremos un juicio y que en nuestro país estos hechos no sean impunes. Ver que tu país modifica una ley para legitimar la impunidad y que nos impidan iniciar una investigación, eso sí que es grave.

¿Visualizais el final de este camino?

Como demócratas y como defensores de la libertad de expresión sería una victoria para todos. Puede que pasen muchos años, pero vamos a ver juzgados a los responsables tanto directos como indirectos de ese ataque coordinado contra la prensa en la invasión a Irak aquel 8 de abril de 2003. La sociedad y la profesión del periodismo ya están con la familia de José, ahora se trata de que los partidos políticos y los estados defiendan a sus ciudadanos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. estais muy equivocados, y lo vuestro ya es de siquiatra.
    Todas las profesiones tienen riesgos y la de tu hermano también. Y él era consciente. Como lo es un albañil de que se puede caer de un andamio
    Dais pena, mozuelos

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre