En una tarde lluviosa y desapacible en Bruselas, la  capital de las instituciones europeas, “Diario 16” ha mantenido una entrevista con David Balsa, presidente de la Conferencia Eurocentroamericana. Este  foro de diálogo político impulsado por el Parlamento Centroamericano el pasado 2018 conmemoraba sus quince años desde su constitución. El Parlamento Centroamericano conmemoraba también los veinticinco años de actividad desde su fundación tras los acuerdos de paz de Esquipulas, suscritos por los presidentes centroamericanos, para poner fin a los conflictos armados de la década de los ochenta en Centroamérica. David Balsa, nacido en Lausanne (Suiza), de una familia de emigrantes españoles nos explica en esta  entrevista los principales retos a los que se enfrenta la región de Centroamérica y Caribe así como su intensa  y amplia experiencia tanto actualmente en las instituciones internacionales, como en su juventud como cooperante en labores humanitarias en diversos países en conflicto .

 

Usted se ha internado en zonas en guerra que la mayoría de las personas no se atreverían ni a sobrevolar. En Balcanes, Extremo y Medio Oriente entre otros lugares  ¿Cómo influyen esas experiencias? 

Las experiencias en diferentes países y culturas entiendo que siempre son positivas. Es cierto que en los Balcanes o Irak, en Palestina, o en 1999 en Indonesia con motivo de los conflictos previos a la independencia de Timor Oriental, tuve que pasar algunos momentos complicados pero la tarea que estábamos realizando – denunciar los crímenes del general  indonesio Wiranto o las atrocidades contra la población albanokosovar del dictador serbio Milosevic – eran motivo suficiente para compensar las dificultades que tuvimos, no solo yo, sino en general todas las personas que estuvieron colaborando en aquellas zonas.

 

En las guerras de Kosovo, Irak y Macedonia recopiló denuncias de crímenes cometidos contra la población civil. Igualmente, en Jenin tras las incursiones militares israelís ¿Qué recuerdos tiene de esa época? 

La tarea que todos estábamos realizando en los Balcanes en Palestina o en Irak,  en aquella época merecía la pena. Tratamos de contribuir a visibilizar las violaciones de derechos humanos. Pero también era muy importante la que se realizaba aquí en Bruselas desde las  instituciones europeas. Me gustaría hacer constar la sensibilidad a estas cuestiones de los  Presidentes del Parlamento Europeo Josep Borrell y Jose Maria Gil-Robles. Igualmente recordar la tarea de Alvaro Gil-Robles, Alto Comisionado del Consejo de Europa para los Derechos Humanos así como la de Alonso Puerta, Vicepresidente del Parlamento Europeo. Todos fueron firmes defensores en Bruselas de las personas más vulnerables en los países en conflicto.

 

Sus denuncias contra los generales indonesios, realizadas no desde Madrid o Bruselas, sino en plena Jakarta tomada por los militares, fueron recogidas por “The Times” o “The Sun” ¿No sintió miedo?

Era importante documentar sobre el terreno, recoger testimonios de las violaciones de Derechos Humanos para así impulsar a la Comunidad Internacional a proteger a estas personas que estaban en grave riesgo. Fue un periodo muy satisfactorio de mi vida y estoy contento, si de alguna manera, hemos podido contribuir a proteger a estas personas. En todo caso los riesgos eran los normales, tampoco debemos sobredimensionar.

 

¿Riesgos normales? Usted en 2003 paso en la guerra de Irak varias horas, tras visitar un campo de prisioneros, bajo fuego de artillería y ametralladoras. Algunas personas que estuvieron ese día declararon que pensaron que iban a morir allí.

Insisto, eran riesgos normales.

 

En Macedonia se internó en las montañas controladas por la guerrilla albanokosovar, en Palestina visitó Jenin arrasada y recién ocupada por soldados israelís… No parecen riesgos muy normales. Usted podría haberse quedado en Madrid o Bruselas y ver todo por la televisión, como la mayoría.

En la vida hay que tomar decisiones. En esos momentos se presentó la posibilidad de ayudar y contribuir, modestamente, en algunas tareas humanitarias. Especialmente documentar y recopilar datos sobre crímenes de guerra y violaciones de derechos humanos. En la vida he cometido aciertos y errores, como todos, pero creo que la decisión de ir a Jenin y Ramala en Palestina, a Mitrovica en Kosovo o a Jakarta,  en Indonesia fueron decisiones correctas. Era necesario informar a la Comunidad Internacional para proteger a las poblaciones vulnerables.

 

Usted ha ocupado después tareas institucionales muy importantes en Bruselas. Fue Jefe de Gabinete de la Presidencia de la Asamblea Parlamentaria UE-Latinoamérica, con la Presidenta Gloria Oquelí  y con el Presidente Leonel Búcaro  ¿Cómo fue su experiencia?

Muy positiva, aprendí mucho sobre el funcionamiento de las instituciones europeas y latinoamericanas. Mis tareas estuvieron centradas en dar apoyo a ambos Presidentes en las visitas oficiales a diversos países y en las sucesivas cumbres y foros internacionales. Estas cumbres eran muy complejas por las diferentes visiones en Europa y Latinoamérica así como por la propia estructura de la Asamblea Parlamentaria con dos componentes autónomos, el europeo y el latinoamericano. Sin embargo creo que se obtuvieron importantes logros  en derechos humanos, cambio climático, energía, etc-.

 

Las Cumbres UE con Latinoamérica se iniciaron en 2013 en Chile con los líderes de ambas regiones Angela Merkel, Sebastian Piñera o Lenin Moreno, entre otros, ¿Cómo recuerda y valora el futuro de estas  Cumbres?

Fue un paso muy importante para la relación birregional entre Latinoamérica y la UE. En Chile pasamos cinco días prácticamente sin dormir en complejas negociaciones bilaterales y multilaterales pero al final se consiguieron un amplio y variado marco de acuerdos en todos los ámbitos: comerciales, derechos humanos, dialogo parlamentario, cooperación entre universidades y tecnológica, lucha contra el blanqueo de capitales y la trata de personas así como  otros temas muy relevantes. Tuvimos encuentros  muy positivos con los líderes europeos y latinoamericanos con una voluntad clara de sumar y avanzar. El éxito de la posterior Cumbre CELAC-UE de Jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas en 2015 lo avala.

 

Hablemos del papel de la dimensión parlamentaria en estas Cumbres

La Presidenta Gloria Oquelí en Chile o el Presidente Leonel Búcaro en Bruselas no fueron espectadores, fueron actores principales e impulsaron múltiples iniciativas que supusieron avances tangibles en temas tales como la protección de la infancia, los derechos de las mujeres, la apuesta por el dialogo multilateral, la atención a los migrantes y la protección de la democracia, tan cuestionada tanto en Europa como en Latinoamérica en estos últimos años por fuerzas extremistas y xenófobas.

 

La Conferencia Eurocentroamericana está trabajando con el Parlamento Centroamericano para impulsar las relaciones de Centroamérica y Caribe con la UE ¿Cuáles son las perspectivas?

Considero que hay que poner en valor el papel del Parlamento Centroamericano. Esta institución, conformada por diputados electos por sufragio directo y secreto en todos los países centroamericanos miembros al igual que los europeos elegiremos a nuestros eurodiputados el próximo 26 de mayo está contribuyendo decisivamente a la integración de Centroamérica y el Caribe. La nueva Presidenta del Parlamento Centroamericano Irma Amaya y la Vicepresidenta Silvia García

Polanco realizaron recientemente una visita oficial a España, me impresiono la visión tan clara que expresaron sobre una Centroamérica y Caribe abiertas al mundo, que luche contra la pobreza y la desigualdad y donde se preserven las instituciones democráticas y los derechos humanos.

 

¿Cómo es la labor diaria del Parlamento Centroamericano en la relación con la UE y a nivel internacional?

Muy relevante. La próxima visita de la Presidenta Irma Amaya a Bruselas, en la que la Comisión Europea y el Parlamento Europeo serán dos de los ejes de su agenda, permitirá lograr nuevos avances en la relación y el dialogo político Centroamérica y Caribe-UE. En este sentido me parece muy importante destacar el trabajo de algunas eurodiputadas, muy implicadas en el apoyo a la región centroamericana, como la española Iratxe García que ha demostrado durante toda su trayectoria en el Parlamento Europeo un permanente compromiso con los Derechos Humanos, las cuestiones de género y con Latinoamérica.

 

La Presidenta del Parlamento Centroamericano, Irma Amaya, acompañada de usted como Presidente de la Conferencia Eurocentroamericana ha mantenido encuentros con el Presidente Pedro Sánchez y con S.M. Felipe VI. ¿Qué destacaría de estas reuniones?

En estas reuniones informamos sobre la “Declaración de Guatemala” promovida por el Parlamento Centroamericano y que la Presidenta Irma Amaya presento en la Cumbre Iberoamericana. La propuesta de creación de la “Agencia Iberoamericana de Pesca” con sedes en Vigo (España) -donde radica actualmente la Agencia Europea de Control Pesquero- y Manta (Ecuador) así como el “Observatorio Iberoamericano del Turismo” con sedes en Islas Canarias (España) y Santo Domingo (Republica Dominicana) son iniciativas promovidas por el Parlamento Centroamericano en la Cumbre Iberoamericana y expuestas en las reuniones en el Palacio de La Moncloa con el Presidente Pedro Sánchez y en el Palacio de La Zarzuela con S.M. Felipe VI.

 

Ha habido avances importantes en cooperación pesquera, en el sector del agua y turístico de Centroamérica y Caribe con España. ¿Cuáles resaltaría?

En el sector pesquero se están avanzando en múltiples áreas con el Ministerio de Agricultura y Pesca, promoviendo una pesca sostenible. En el sector del agua es fundamental la encomiable labor de la AECID y del Gobierno de España a través del “Fondo del Agua” que ha permito  acceder al agua potable a comunidades aisladas no solo de Centroamérica y Caribe sino de toda Iberoamérica. En  cuanto al sector turístico destacaría en este sentido la incansable labor desarrollada por Héctor Gómez, Director de Turespaña para impulsar la cooperación entre España y Latinoamérica. Son múltiples iniciativas que Turespaña ha desplegado en este ámbito, algunas de las cuales las pudimos observar en enero en la edición de Fitur – la feria mundial de turismo- celebrada en Madrid.

 

¿Cuál es su opinión sobre la acción del presidente Pedro Sánchez en Latinoamérica?

El Presidente Pedro Sánchez está liderando desde su llegada la relación de la UE con Latinoamérica. Es obvio los enormes beneficios para España de recuperar su papel de puente entre Latinoamérica y Europa.  Las empresas, las universidades y la sociedad civil española están viéndose claramente beneficiadas de esta recuperación del papel de España en la región. La labor del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha sido determinante para que muchas empresas, universidades e instituciones españolas recuperen interlocución de primer nivel con los gobiernos tanto en Centroamérica como en Suramérica. El ministro Josep Borrell  y el ministro Ábalos parten además con la ventaja del excelente recuerdo que dejo en toda la región sus respectivas labores como Presidente del Parlamento Europeo y como Director General de Cooperación de la Comunidad Valenciana. España, desde la llegada del presidente Pedro Sánchez está desarrollando una política exterior al nivel de Alemania o Francia y abriendo espacios de interlocución con Latinoamérica.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 15 =