Como era de esperar Esperanza Aguirre ha aprovechado los actos conmemorativos del 2 de mayo en Madrid para lanzar sus dardos envenedados a Pablo Casado . Así, la ex presidenta de la Comunidad, después de que el líder del PP acusara a Santiago Abascal de «cobrar» de fundaciones a través de un cargo en el que le puso Aguirre, ha manifestado que «Casado ha querido dar una patada a Abascal en mi trasero».

Fiel a su estilo, Esperanza Aguirre no ha dejado pasar por alto las declaraciones de Pablo Casado que, hace unos días, arremetía contra Santiago Abascal por «cobrar de los chiringuitos y las mamandurriasde algún que otro gobierno autonómico». En uno de esos «chiringuitos» el líder de Vox fue colocado por Esperanza Aguirre en su época de presidenta de la Comunidad de Madrid.

Además, la popular también ha dejado este otro mensaje: «Que sepa que Santi Abascal vino aquí porque en el PP del País Vasco no le dejaron tomar posesión de su escaño«.

En su defensa, ha dicho que ella no creó esas instituciones: «Ya existían, tanto la Agencia de Protección de Datos como esa institución (la Fundación para el Mecenazgo y el Patrimonio Social) y me parecía de justicia que Abascal, que huía del terrorismo, estuviera allí, estoy muy orgullosa de hacerlo».

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl PSOE celebra sus 140 años en un gran momento político
Artículo siguienteCasado niega el saludo a Garrido en los actos de la Comunidad de Madrid
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre