Nicolás Maduro ha instaurado una dictadura con apariencia de democracia en Venezuela, un régimen autoritario que reprime duramente a la oposición. En la República Bolivariana nos encontramos con una lucha de legitimidades, la legislativa y la ejecutiva, que sólo puede resolverse a través de unas elecciones libres y con todas las garantías democráticas que están presentes en cualquier país del hemisferio occidental. Esa es la solución que han propuesto la Unión Europea y el presidente español Pedro Sánchez. Sin embargo, las formas utilizadas no son las adecuadas puesto que dar un ultimátum Nicolás Maduro o, de lo contrario, reconocer al opositor Juan Guaidó, no es más que una injerencia en la política de un Estado soberano, algo que está prohibido en el derecho internacional en base al principio de no intervención que protege tanto a los Estados soberanos y sus gobiernos como a los pueblos y sus culturas, permitiendo a las sociedades mantener las diferencias religiosas, étnicas y de civilización que tanto valoran. Esto significa, desde un punto de vista jurídico, que tiene un estrecho vínculo con los principios de igualdad soberana de los Estados y de autodeterminación de los pueblos.

La injerencia en los asuntos internos de un Estado tradicionalmente se entiende como perjudicial, ya que puede desestabilizar el orden de los países y avivar las luchas étnicas o civiles. En ese sentido, la regla de no injerencia anima a los Estados a resolver sus propios problemas internos y a evitar que se extiendan y conviertan en una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.

La justificación que se da para el ultimátum de Sánchez y la Unión Europea a Nicolás Maduro para la convocatoria de elecciones es que se están subvirtiendo derechos fundamentales del pueblo venezolano. Sin embargo, y utilizando el mismo argumento, ¿por qué no hacen lo mismo con Israel o con Arabia Saudí?

Ningún país del mundo viola tan repetidamente el derecho internacional como Israel en referencia a las políticas de apartheid aplicadas contra el pueblo palestino. Desde el mismo año 1948 ha violado constantemente todas las normas imperativas de derecho internacional y ha despreciado de forma sistemática y abierta las obligaciones que tiene como Estado miembro de las Naciones Unidas. Pongamos algunos ejemplos.

El desarrollo y la expansión de los asentamientos constituyen un obstáculo permanente e ilegal para el ejercicio efectivo del derecho del pueblo palestino a la libre determinación. Desde 1967, Israel ha llevado a cabo una política implacable de colonización del territorio palestino, con el establecimiento de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este que ocupan más del 38 por ciento de Cisjordania y no han parado de crecer. Así, el número de asentamientos ha aumentado un 63 por ciento desde 1993, a pesar del proceso de paz iniciado con los Acuerdos de Oslo.

La aplicación por parte de las autoridades israelíes de una intensa política colonizadora en Cisjordania y Jerusalén Este viola muchas disposiciones del derecho internacional y, en particular, algunos principios del derecho internacional humanitario.

A pesar de que Israel discute la aplicabilidad de los principios del derecho internacional humanitario en los territorios palestinos, hoy en día no cabe ninguna duda de que el IV Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempos de guerra es aplicable en los territorios palestinos ocupados. Por un lado, el Estado de Israel está adherido a esta Convención, que ratificó el 6 de julio de 1951; por el otro, Palestina también emitió en el año 1982 una declaración unilateral por la que se comprometía a aplicar este instrumento internacional.

Otro ejemplo lo tenemos en Jerusalén Este que ha sido uno de los temas más espinosos ya que, en un principio, disfrutó de un estatuto internacional específico que la resolución 181 del 29 de noviembre de 1947 de la AGNU define de la siguiente manera: “La ciudad de Jerusalén será constituida como corpus separatum bajo un régimen internacional especial y será administrada por las Naciones Unidas. El Consejo de Administración Fiduciaria será designado para desempeñar en nombre de las Naciones Unidas las funciones de Autoridad Administradora”. El estatus internacional de Jerusalén establecido por la resolución 181 de la AGNU fue socavado por la política de expansión territorial llevada a cabo por el Estado de Israel.

Estos son sólo dos ejemplos, pero hay muchos más en lo referente a Israel. ¿Y Arabia Saudí? El Reino tiene una legislación que viola, no sólo el derecho internacional, sino los propios derechos humanos reconocidos por la ONU. En el país árabe se calcula que se ejecuta a más de 100 ciudadanos o ciudadanas al año, hecho que le coloca entre los principales países del mundo en la aplicación de la pena capital. En Arabia Saudí tampoco se respeta la libertad de expresión, dado que la publicación de opiniones contrarias es condenada como delitos de terrorismo. El último ejemplo de ello lo encontramos en la ejecución en el consulado de Estambul del periodista Jamal Khashoggi.

Otro aspecto es el trato vejatorio y discriminatorio que se ejerce sobre las mujeres con la aplicación de la Sharia, además de que se protegen a los acosadores sexuales o las violaciones.

Además, Arabia Saudí está violando el derecho internacional humanitario en Yemen, con la campaña de bombardeos que está provocando una crisis de hambruna, además de que se están asesinando a civiles de manera indiscriminada.

Con el currículum de estos dos países, ¿por qué Sánchez, Borrell y la UE no han dado el mismo ultimátum que a Nicolás Maduro en Venezuela? Está claro que el actual presidente de la República Bolivariana debe dar el paso a que el pueblo venezolano hable libremente y que, una vez tenidos los resultados de los comicios, el perdedor acate los resultados de manera democrática. Lo que no es de recibo es que se pretenda legitimar un golpe de Estado sólo porque haya intereses superiores que son comunes a Israel y Arabia Saudí.

Finalizando, el ultimátum dado por Pedro Sánchez a Nicolás Maduro, ¿tendrá algo que ver o ha sido provocado por la gestión de ciertos asuntos relacionados con el ex presidente Zapatero?

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. No puede hacerlo. Son “amigos” y además poderosos. A los venezolanos les han inoculado la hambruna, no les van a pagar el petróleo vendido a USA, se van a quedar sin las divisas en oro ( no en dólares) depositado en UK. No tienen formas de autosubsistencia (como tiene Cuba) y los posibles amigos como China y Rusia viven demasiado lejos. Quedan bloqueados y no les queda más opción que rendirse al capital o soportar una guerra civil con el mismo resultado que la sufrida en España.
    Querer ser independiente de los dueños del mundo traerá todas las desgracias a las buenas gentes venezolanas.
    Es un aviso para el resto de países que se quieran independizar del poder (Israel, Arabia Saudí, USA, UK)

  2. venezuela es un intento del cabal y rothschild de hacerse con el petroleo venezolano para respirar y obtener financiacion.
    porque trump apoya este golpe de estado que no favorece al reseteo global
    porque las ordenes selladas de arresto se han paralizado ,mas de 100.000 en estados unidos.
    estamos en un momento de incertidumbre . de espera tensa
    que paso en la reunion secreta de estados unidos y china durante la superluna roja.
    porque Trump apoya el golpe de venezuela
    mala señal que europa que es una mafia de los rothschild y el cabal esten a favor del golpe de estado en venezuela como el robo del banco popular demuestro a las claras .
    una condicion para que se complete el reseteo es la paz mundial .
    hay avanzes con retiradas de tropas en todo el mundo .acuerdo de estados unidos en afganistan ,paralizacion grupos guerrilleros en filipinas .
    le tiene tanta tirria trump a maduro que no ha sabido contenerse ,le faltan tablas como politico.
    hay que hechar a maduro pero asi no .
    el principal problema para la paz mundial es israel y arabia saudita .
    netanyahu esta metido en todos lo fregados para desestabilizar el planeta.
    y trump no le para los pies
    trump empieza a fallar en su estrategia estaremos a la espera de que ha pasado.
    trump antiguamente formo parte del cabal esperemos que no se heche atras.
    de todas maneras el reseteo ya es imparable y al dolar le queda poco para estar acabado

  3. Andrés Manuel López Obrador que se ha ganado un fantastico prestigio en el corto mandato que lleva en mexico luchando contra las bases de la corrupcion en el pais mexicano y luchando contra blackrock y el robo de petroleo a PEMEX deberia ser el mediador en el conflicto venezolano .
    dialogo dialogo dialogo
    algo paso entre china y estados unidos en las conversaciones durante la superluna roja
    a Trump se le ha ido la olla totalmente .
    ahora tiene en contra a china y rusia .
    esto desestabiliza el panorama mundial y todo el trabajo realizado hasta ahora por la paz mundial se ha ido a la mierda.
    que pasa ahora se va a rendir y se pasa al bando de los rothschild , esta jugando a dos bandas .los proximos 15 dias son cruciales para el mundo y para que sepamos que demonios esta pasando.

  4. vamos a ver: 1.- en isrrael se construyen edificios no solo para los isrraelitas sino tambien para los palestinos. 2.- los palestinos estan mas que divididos entre ellos y se matan entre ellos.3.- isrrael reconoce el estado palestino no asi el palestino a isrrael con independencia de lo que se diga o se haya actuado en el pasado; de arabia saudi. lo primero que hay que saber es que esa nacion efectivamente es amiga de la derecha española no asi de la izquierda hay casos suficientes para demostrarlo; y pòr ultimo : ha habido un golpe de estado en venezuela por parte de nicolas maduro?

  5. Se te olvida mencionar algo muy importante que publicó Iniciativa Debate hace dos días con el título: “Desmontando mentiras sobre Venezuela” en donde decía:
    En las elecciones presidenciales de Venezuela, del 20 de mayo de 2018, participaron 16 partidos políticos en la contienda electoral: PSUV, MSV, Tupamaro, UPV, Podemos, PPT, ORA, MPAC, MEP, PCV, AP, MAS, Copei, Esperanza por el Cambio, UPP89. Tres partidos (AD, VP y PJ) decidieron libremente no participar.
    Se postularon 6 candidatos: Nicolás Maduro, Henri Falcón, Javier Bertucci, Reinaldo Quijada, Francisco Visconti Osorio y Luis Alejandro Ratti (los dos últimos decidieron retirarse).
    Las elecciones se realizaron con el mismo sistema electoral empleado en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015, en las cuales resultó ganadora la oposición venezolana. Sistema que es automatizado y sometido a auditorías antes, durante y después de los comicios.
    Maduro ganó con un amplio margen, obtuvo 6.248.864 de votos, el 67,84%; le siguieron Henri Falcón con 1.927.958, el 20,93%; Javier Bertucci con 1.015.895, 10,82% y Reinaldo Quijada quien obtuvo 36.246 votos, el 0,39% del total. La diferencia entre Maduro y Falcón fue 46,91 puntos porcentuales.
    Acompañaron el proceso electoral unas 150 personas, entre ellas 14 comisiones electorales de 8 países; 2 misiones técnicas electorales; 18 periodistas de distintas partes del mundo; 1 Europarlamentario y 1 delegación técnico-electoral de la Central Electoral de Rusia.
    Se realizaron 18 auditorías al sistema automatizado. Los representantes del candidato Henri Falcón participaron en las 18 y suscribieron las actas en las que manifiestan su conformidad con el sistema electoral. Las auditorías son públicas y televisadas en vivo por el canal del Consejo Nacional Electoral. Una vez realizadas las auditorías, el sistema se bloquea y la única manera de acceder nuevamente es con la introducción simultánea de los códigos secretos que tiene cada organización política.
    Ninguno de los candidatos que participó en el proceso electoral impugnó los resultados. No se presentó ninguna denuncia de fraude.
    Las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 fueron libres y transparentes.
    El resultado electoral puede no gustarte, pero en democracia decide la mayoría.
    Observadores de todo el mundo han dejado claro que el sistema electoral de Venezuela es el más limpio, seguro y transparente de Sudamérica. Además, personas nada sospechosas de “Chavistas”, como el ex presidente de España Rodríguez Zapatero y el ex presidente de EEUU Jimmy Carter, dejaron claro la salud del sistema electoral venezolano y la limpieza de los distintos procesos electorales.
    Estos son datos apabullantes, lo demás son mentiras flagrantes

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre